MAYO 2021: ENTRE TRAGEDIAS Y ELECCIONES

MAYO 2021: ENTRE TRAGEDIAS Y ELECCIONES

 

#HistorizameEsta

#Linea12

#FueraCordovaDelINE

#ColombiaSOS

#PalestinaLibre

 

En la era Covid-19 el tiempo transcurre de otra manera y, al menos desde mi perspectiva, pareciera que lo hace con impetuosa agilidad. A principios de mes, en la CDMX tuvo lugar una gran tragedia que cimbró los corazones tanto de capitalinos como del resto de la ciudadanía que habita este país (incluso de aquellos que se encuentran viviendo fuera del mismo). La caída de una estructura del Sistema de Transporte Metro en un de los tramos de la Línea 12, que tiene poco menos de una década de haber sido inaugurada (30 de octubre del 2012), indiscutiblemente ha evidenciado la corrupción y negligencia que reina en los más altos cargos de la administración pública. La premura de su puesta en marcha en el último año del sexenio de Felipe Calderón y del mandato como Jefe de Gobierno del hoy canciller, Marcelo Ebrard, sobresale; así como los informes que, desde muy tempranamente (2014), señalaron el avanzado desgaste de su estructura.

Ciertamente, desde sus primeros años de funcionamiento, la más reciente de las Líneas del Sistema de Transporte Metro fue objeto de una serie de señalamientos que denunciaban irregularidades en su construcción, así como costos excesivos de la misma y la inoperancia de sus trenes; lo cual llevó al cierre temporal de gran número de sus estaciones entre 2014 y 2015, justamente en la Jefatura del hoy senador Miguel Ángel Mancera. Después, tras el sismo del 2017, el Gobierno de la CDMX nuevamente volvió a evaluar las instalaciones de dicha línea y a dar luz verde para su funcionamiento en un determinado momento. Sin embargo, ya en la Jefatura de Claudia Sheinbaum es que se ha registrado esta gran catástrofe que ha terminado por cobrar la vida de 26 usuarios.

Quienes hemos utilizado el metro sabemos perfectamente que gran número de sus unidades y vías no cuentan con condiciones optimas para operar y que, básicamente, han sido los propios trabajadores del lugar quienes se han ocupado en garantizar el funcionamiento de los ya descagastados recursos de que dispone este sistema de transporte. Ni el incremento que se dio a finales del 2013 sobre el boleto del metro (de 3 a 5 pesos) pudo resultar en una mejora de las instalaciones (las remodelaciones de algunas estaciones sólo se llevaron a cabo hasta 2018) o de los trenes. El caso de la Línea 12 resulta sumamente escandaloso debido al poco tiempo que tiene de funcionamiento, así como al hecho de que los políticos que estuvieron inmersos en su construcción se encuentran, hoy en día, ocupando cargos públicos de alto nivel. 

Por supuesto, Marcelo Ebrard, Felipe Calderón, Miguel Ángel Mancera y hasta el empresario Carlos Slim figuran entre los personajes notoriamente responsables por la mala construcción y mantenimeinto de esta Línea del metro; pero sólo es al primero a quién, en términos políticos, se le pude cobrar este desastre del servicio de transporte público. En lo que a mí respecta, la Dra. Sheinbaum tiene el deber de investigar a fondo las causas de este desastre (que a todas luces nos lleva al instante mismo de su construcción) y hacer pagar a todos aquellos que resultasen responsables por el mismo. Si el hoy canciller deja de ser considerado presidenciable y tiene que enfrentar el peso de la ley, adelante; las víctimas de este acto de corrupción y negligencia, tanto quienes perdieron la vida como los que sufrieron lesiones, merecen justicia.   

Por muchas décadas imperó en México la corrupción y la impunidad, lo cual derivó en una completa arrogancia de nuestras autoridades; aquellos servidores públicos que, con recursos ciudadanos, incrementaban sus bolsillos, así como su desprecio y desdén por aquellos para quienes decían trabajabar. Hoy tengo la certeza de que esa inercia se pude detener y que se puede crear una nueva realidad política y social para nuestro país; sin embargo, soy consciente de que sólo el paso del tiempo revelara los límites y alcances de esta llamada Cuarta Transformación y, este caso en particular, será un claro indicador del fin o la preservación de un arraigado sistema de gobierno (uno indiferente a la ciudadanía).

Las elecciones están cada vez más próximas y la insencibilidad y descaro de la derecha mexicana, encarnada en el Partido Acción Nacional y en el proyecto Va por México, también se hizo presente. Como aves de rapiña llegaron con prontitud al lugar del desastre pero, contrario a los vecinos que brindaron su apoyo (y hasta un pedazo de café y pan) a las víctimas y sus familiares, estos políticos sólo fueron para intentar sacar provecho de la tragedia y de paso se tomaron una selfie, teniendo como fondo el convoy destruído. La importancia de estas elecciones responde al control del Congreso, así como a una clara muestra del rumbo que la mayoría de los ciudadanos de este país queremos para el mismo; básicamente si apoyamos el proyecto que encabeza el actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, o si queremos volver a ese México corrupto, violento y antidemocrático que representa (adecuadamente) la coalición Va por México.

No voy a mentir, la verdad no planeo participar en el voto masivo a MORENA y ello se debe justamente al proceder que ha seguido el partido (y el cual he críticado en este medio en pasadas ocasiones) para la elección de sus candidatos. En consecuencia, sólo los respaldaré en el Congreso y quizá en la gobernatura de mi estado, pero a nivel local me inclinó más por los candidatos del Partido del Trabajo. Para que no haya dudas queridos lectores: me declaro abiertamente López-Obradorista (no pejezombi porque también suelo hacer críticas al presidente y su gobierno) y tengo claro que mi paso por este mundo es abajo y a la izquierda.

Por otra parte, tengo que agregar que el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, ya ha salido a hacer declaraciones contradictorias a su cargo, puesto que ha afirmado que las elecciones podrían anularse. Si dicho instituto y dicho funcionario parecen no tener la capacidad para regular los actuales comicios, lo más lógico sería que el primero se refurmulara y el segundo se cambiara; después de todo, la puesta en marcha del INE y la manutención de su consejero presidente le cuestan mucho dinero al erario público. Además este vigilante de la democracia, ya anunciado como presidenciable, ha actuado a lo largo de su carrera justamente en términos antidemocráticos; lo más visible es su preservación en dicho cargo (de 2014 a 2023, si es que no se vuelve a alargar su periodo), amén de su actuación en la elección actual, la del año pasado y anteriores ediciones. Su poder de facto quedó en evidencia al disponer de los candidatos que podían ser propuestos por el partido MORENA en entidades como Guerrero y Michoacán, así como por la permisividad de la que gozán algunos candidatos de la coalición Va por México en algunas regiones del país.

 


Jóvenes manifestándose en contra de la Reforma Tributaria en Colombia. Foto: Luisa González/Reuters

 

Aunque hay más cosas que decir, quiero terminar este escrito rescatando dos temas actuales más: por un lado, la represión que ha sufrido el pueblo colombiano por parte de su gobierno, a raíz del rechazo de una reforma tributaria que buscaba incrementar el impuesto de la canasta básica, los servicios públicos y hasta los servicios funerarios del 8 al 19 por ciento. Si bien el Ministro de Hacienda terminó por renunciar, ello no significó que el gobierno de Iván Duque (títere del expresidente Álvaro Uribe) mostrara simpatía y respeto por el pueblo que gobierna. La represión hacia los grupos originarios y población en general sigue a la orden del día, aunque las noticias ya no circulen tanto, puesto que la red de internet de ese país fue restringida por su gobierno. 

En Palestina, por otro lado, también ha tenido lugar una atroz embestida contra la población musulmana por parte de las autoridades israelitas. Muchos gobiernos en el mundo se han mantenido indeferentes ante esta terrible situación e incluso hay quienes, como Estados Unidos, han provisto de armamento al gobiernos israelí. Sin embargo, sólo basta con voltear hacia atrás para, en función de la historicidad de dicho territorio, saber que quienes carecen de total legitimidad para residir en tal lugar son los israelitas. Por la justicia que representa una Palestina Libre, me pronuncio terminantemente en este respecto.

 


Jóvenes palestinas manifestándose cerca de los asentamientos de Beit El. Foto: Aljazeera

 


 

0 Comments