Gravity

Gravity

 

 

Con la entrega de los premios Globos de Oro, comienza a perfilarse el camino a los premios Óscar. El director mexicano de cine Alfonso Cuarón se llevó la presea del Globo de Oro como el mejor director por Gravity.

 

Gravity es el último proyecto dirigido por Alfonso Cuarón, estrenado en el 2013. Se trata de una película millonaria en efectos especiales, rasgo característico de varias producciones actuales; presenta sólo a dos personajes, lo que potencialmente la enriquece en diálogo —si bien las palabras vuelan en el espacio dando la impresión de tejer una comunicación básica, en el fondo el vínculo que se logra va más allá de lo dicho. Por otro lado, presenta un buen trabajo de fotografía. Gravity es una película que podría haber trascendido en la historia cinematográfica, no obstante considero que al final solo hubo un vacío, un silencio. No se trata de una obra cuyas características sean espectaculares.

Sin embargo una angustia me ahogó: el recuerdo de lo que se siente estar en otro planeta. Ésta es, probablemente, una sensación que cientos de seres humanos hemos experimentado cuando emigramos a nuevos sitios. Mientras la Dra. Stone volaba y chocaba en el espacio, sin tener certeza de adónde iba, o más aún, sin saber de dónde sujetarse para sobrevivir, rememoré la desesperación que sentí hace once años cuando llegué al planeta americano; lo único que hacía era tratar de encontrar a qué asirme para pasar el día y lograr respirar dentro de un casco de lágrimas. Esta película es merecedora de nuestra gratitud por despertar emociones que otras producciones hollywoodenses no han logrado en mucho tiempo. Sin duda estimula explosiones sensoriales en el espectador.

♦ ♦ ♦

Belén Neira. Inmigrante ecuatoriana. Reside en Chicago.

 

0 Comments