El morbo y la captura de El Chapo Guzmán

El morbo y la captura de El Chapo Guzmán

Chicago-La Prensa Asociada y The New York Times le ganaron a los medios mexicanos la noticia de la captura de Joaquín El Chapo Guzmán el sábado 22 de febrero en Mazatlán, Sinaloa, México.

Fue la Prensa Asociada que primero reportó que Guzmán había sido detenido a las 6:40 a.m. en un edificio de condominios de diez pisos de Mazatlán.

Además, dijo la Prensa Asociada, que el capo había sido capturado con un hombre identificado como Carlos Manuel Hoo Ramírez. Ni un tiro había sido disparado, se dijo.

La AP (por su siglas en inglés) también informó en su reporte inicial que un oficial estadounidense (no identificado) había dicho que la DEA había estado “fuertemente involucrada” en la captura.

Por la mañana ya los medios mexicanos estaban citando el artículo de la AP sobre la noticia. En México una conferencia de prensa, anunciaban, se esperaba a las 11:30 de la mañana.

Ya que la noticia estaba fuera del sombrero, el Presidente de México no tuvo otro remedio que confirmar el arresto por Twitter y felicitar a las Fuerzas Armadas Mexicanas por la captura.

Peña Nieto tuiteó: “Reconozco la labor de las instituciones de seguridad del Estado mexicano, para lograr la aprehensión de Joaquín Guzmán Loera en Mazatlán”. EPN envió este mensaje a las 11:42 a.m. del sábado.

En Estados Unidos ya para las 10:30 a.m. la cadena Univisión había interrumpido su programación de rutina para “informar” sobre la captura de El Chapo, algo que se reserva en muchos casos para catástrofes mayores.

En la ausencia de más detalles que estaban tardando en reaparecer, la cadena comenzó a refreír su documental “Chapo Guzmán: El Eterno Fugitivo”, el cual parece que lo han mostrado al menos de dos veces.

Para entonces la prensa del resto del mundo ya había levantado la nota de la AP y la foto de The New York Times de El Chapo siendo detenido antes de efectuarse la conferencia de prensa que fue a la 1 p.m. tiempo de México.

El gas se le había salido ya a la noticia.

El Procurador de México, Jesús Murillo Karam anunció en la conferencia de prensa en el hangar de la marina en el Aeropuerto Internacional de México que la captura había sido a las 11:40 a.m. del sábado y que esta “se dio con una enorme eficiencia y sin un solo disparo. Los elementos de la Marina lograron la detención, no hubo un solo daño y no hubo ningún perjudicado”.

La Prensa Asociada había dicho que el arresto había sido a las 6:40 a.m. Ningún reportero al parecer notó o comentó sobre la diferencia del tiempo.

Karam además anunció que “hemos asegurado a 13 personas y se han asegurado 97 armas largas, 36 armas cortas, dos lanzagranadas, un lanza-cohetes, 43 vehículos, de los cuales 19 eran blindados, 16 casas y cuatro ranchos hasta este momento”.

Acto seguido, dos miembros de la marina mexicana seguidos por unos generales, escoltaron a Joaquín El Chapo Guzmán por la pista del aeropuerto y lo llevaron para abordar un helicóptero Blackhawk. Los dos custodios militares llevaban a Guzmán sujetado de la nuca forzándolo a ver hacia abajo.

Miembros de la prensa gritaban que lo voltearan para poder fotografiar el rostro pero uno de los militares solo medio accedió a esto sin dejar por un momento de caminar hacia el helicóptero.

Algunos miembros de la prensa televisiva especularon que era “simbólica” la manera de escoltarlo y sujetarlo de la nuca.

La revista Proceso publicó una nota al día siguiente haciendo notar que el Presidente Peña Nieto había dicho que su administración no exhibiría a los detenidos de los carteles como lo hizo Felipe Calderón bajo su administración.

Ni la prensa de México ni de Estados Unidos sugirió que con los avances tecnológicos, el gobierno mexicano bien pudo haber no mostrado a su presa y en vez entregar a la prensa fotos tomadas por ellos como a veces se hace en Estados Unidos.

Mientras tanto en Estados Unidos el río se estaba desbordando con los medios televisivos en español que asumiendo que su audiencia es mayormente mexicana quizás pensaron que a todos, pero a todos los mexicanos en este país les interesaba saber hasta los más mínimos detalles de la aprehensión de este capo de capos.

Desde el sábado hasta el lunes quizás se repitió más de cien veces que El Chapo era “el más buscado del mundo” y que estaba en la lista de la revista Forbes de los más ricos del mundo. El video de El Chapo siendo sujetado de la nuca se transmitió y se siguen transmitiendo innumerables veces y quizás quedará grabado en la ADN de la teleaudiencia.

El domingo y el lunes siguió la noticia expandiéndose como si tuviera vida propia. Entre lo novedoso que salió fue que la DEA rastreó un celular confiscado a un miembro del cartel de Sinaloa en el cual se encontró el número de El Chapo, lo cual facilitó la aprehensión.

Otro periódico de México, La Jornada, reportó sin identificar fuentes que Estados Unidos había usado un drone no tripulado para ubicar a El Chapo en Mazatlán.

Acabada la caminata de El Chapo por la pista, los medios en México siguieron el evento mediático con la casa en Mazatlán en donde casi agarraron a El Chapo hasta que se escapó por un túnel debajo de una bañera que lo llevó al canal del desagüe. Unas puertas reforzadas con acero le dieron al perseguido unos ocho minutos para escapar.

El lunes, Día de la Bandera mexicana (febrero 24) Carlos Loret de Mola de Televisa salió con una transmisión desde la casa de la cual escapó El Chapo. La pregunta que mucha gente se hacía era si tal casa no estaba asegurada por las autoridades y ¿por qué estas le daban permiso o acceso a Televisa?

La respuesta era casi obvia. Emilio Azcárraga Jean, el CEO de Televisa, es cuate de Don Peña y este sin duda le dio acceso a Loret de Mola para contar los logros del arresto y ensalzar “los tacos” de Peña Nieto, ya que desde el inicio de la noticia el “capital político” como decimos en Estados Unidos, estaba con Peña Nieto por eso de la captura. Toda la prensa afirmaba que era un logro de Peña Nieto.

Loret de Mola entró a la casa, llegó al baño, levantó unas palancas eléctricas y la tina se elevó y de Mola bajó por unos escalones que luego dieron al canal pluvial.

Por ahí anduvo varios minutos quizá pensando que los televidentes mexicanos no sabían que era un canal sanitario que desemboca a las aguas negras de la ciudad.

Lo más raro de esta transmisión es que Loret de Mola iba citando de memoria cosas que supuestamente El Chapo había dicho y hecho durante su escape. No lo decía, pero Loret de Mola estaba indicando a todos que él había tenido acceso a documentos privados relacionados a la detención. Esto lo hacía sin citar fuentes.

Es bueno tener cuates allá arriba.

María Antonieta Collins de Univisión le siguió al circo del canal del desagüe al día siguiente, el martes. Ella ya había aparecido el domingo en La Tuna, Sinaloa, lugar donde nació El Chapo Guzmán, y luego en la casa de El Chapo en Sinaloa. Sí, la casa de donde se escapó El Chapo.

Collins quiso hacer el recorrido de Loret de Mola por el canal pero le faltó gracia y apenas dio unos pasos y repitió lo que ya de Mola había dicho “que los raspones y heridas de El Chapo eran porque había topado por las paredes del oscuro canal”.

Cabe repetir que a Collins tampoco le fue muy bien en La Tuna ya que nadie, excepto el presidente municipal, quiso hablar con ella. En una transmisión antes, el domingo, Collins había pasado por Badiraguato, Sinaloa, “tierra sin nombre y Dios”, donde ella dio a entender que nadie sabía de noticias ahí.

Entre expertos dudosos, suposiciones y políticos que quieren sus 15 minutos de fama también, la noticia de la captura de El Chapo se convirtió en quizás el circo mediático más grande de los últimos tiempos.

Fue el pueblo en esta ocasión el más sensato de todos. Tanto en entrevistas como en las redes sociales, la gente no se dejó convencer por el circo y muchos pedían el mismo tratamiento a los políticos corruptos.

He aquí solo unos pocos ejemplos de los muchos comentarios en La Jornada:

“Ese cuento de que por que encendió el satelital lo agarran suena a ciencia ficción o es que acaso era la primera vez que lo usaba???" Era un novato en asunto de comunicaciones??? Eso que se lo crean los incautos.”

Otro lector pidió “Que todo lo relacionado con la captura del Chapo, sea publicado en la sección de espectáculos, así nos será más fácil a los lectores ubicar toda esta parafernalia en el caso Chapo.”

Y lectores de Milenio comentaron:

“Chapo Guzmán líder del cartel de Sinaloa capturado sin disparar un solo tiro y solo tenía una persona para su seguridad, ajaaa simoon!!!!!!!!!!! Si esto estuvo bien pactado, no nos hagamos tontos. Es simple y pura lógica. Si para agarrar a cualquier tlacuache arman tremendas balaceras y para el mero líder súper fácil, tsssss.”

Y para terminar si los lectores no sabían que Don Peña tiene sus fans en la prensa mexicana aquí están dos párrafos de la columna Ojo Por Ojo de Álvaro Cueva de Milenio. Esta apareció al siguiente día, el domingo, de la captura bajo el título El Chapo y Peña Nieto.

“Ayer nuestras autoridades recapturaron a Joaquín El Chapo Guzmán y esto es poco menos que el acontecimiento de acontecimientos, la noticia más esperada desde hace muchos años, desde hace dos sexenios. ¿Se dan cuenta de lo que esto significa? Nuestro gobierno, el de hoy, hizo lo que otros no pudieron y lo hizo en tiempo récord y lo hizo con absoluta pulcritud y por si todo esto no fuera suficiente, con un manejo mediático genial.”

Y terminamos esta nota con otro comentario de la misma columna de Cueva para que sirva de lección, para los inmigrantes mexicanos que ya no tienen fe en su gobierno. Hay unos que sí, como Cueva, digamos.

“Si esta administración se atreve a eso, ahora sí que se cuide el mundo; México, este México que decidió regresar al PRI, va con todo”, escribió Cueva.

Creo que entre comillas quiso decir: este PRI que decidió robar otra elección, acabará con todo, ¿no creen?

Antonio Zavala. Periodista. Reside en el barrio de Pilsen. Chicago.

♦ ♦ ♦ 

Otro artículo en El BeiSMan sobre el tema: De cómo el Señor del Narcotráfico, "El Chapo", convirtió a Chicago en puerto y hogar.

0 Comments