MANIFIESTO FUTBOLERO: HACIA LA BÚSQUEDA DE NUESTRAS PRECURSORAS

Pensábamos que no teníamos precursoras, que estábamos solas, que nunca había habido lesbianas, disidentes sexuales y políticas, guerrilleras, poetas, activistas, comunistas, socialistas, marxistas. Que habíamos nacido solas y moriríamos solas, que el único tema posible en la literatura era la vida de los hombres y de los mártires. Que las mujeres sólo recibían atención si eran Santa Ágata a la que le cortaron los pechos o Santa Lucía a la que le sacaron los ojos...

Violeta Orozco Letras trashumantes