La vida enferma’, poemario de Hernán Vera Álvarez

La vida enferma’, poemario de Hernán Vera Álvarez

 

La vida enferma, poemario de Hernán Vera Álvarez
Sudaquia Editores: Marzo 2021, 110 páginas, $16.95, ISBN-13 : 978-1944407599

 

La poesía es siempre la búsqueda exaltada de una palabra exacta para definir un momento, un estado, una circunstancia. En esa búsqueda nos encontramos siempre en encrucijadas que presentan a ese demonio que, como buen benefactor de aquellos que se atreven a vivir al límite, nos ofrecerá un pacto que debería satisfacernos, que podría llenarnos de esas maravillosas cosas que ansiamos. Pero la vida no es un poema y las encrucijadas siempre tienen más de un camino. La búsqueda es siempre más interesante que el destino final. Un pacto es una salida fácil, el viaje en todo caso, nos ofrece la excitación de la incertidumbre. Vera, en este su segundo libro de poemas publicado recientemente, busca acercarse a lo existencial, a lo íntimo, pero, ¿cómo se hace para encontrar la esencia de uno mismo en medio de una ciudad en la que nadie duerme, una ciudad que está contaminada de neón y lo citadino cubre cualquier vestigio de esperanza? Quizás el primer paso sea asumir nuestras miserias, y el título de este poemario, La vida enferma, es, quizás, el primer paso de una búsqueda impostergable,

Vera rumia sus dudas viscerales en varios niveles de lecturas. Sin dudas no habría preguntas, y qué es un escritor si no se hace preguntas a sí mismo. El autor apela a los sentidos en sus escritos, a esos sentimientos demacrados por lo cotidiano y por esa peste del afuera que no solo afecta el cuerpo, sino también el alma. Busca en lo intrínseco una respuesta que llega en sensaciones sosegadas y al mismo tiempo certeras en las emociones

 

Es verano. Hay miedo y aire acondicionado. (41)

 

Durante estos tiempos de peste, Vera busca en la añoranza lo perdido en ínfimos naufragios, la desesperanza, lo que no llega, lo que se presume pero no se dice. Vera percibe en sus poemas al monstruo que habita las calles invisibles de Miami, y acecha a las almas desprevenidas. ¿Será que el demonio de los pactos ha salido de la encrucijada y busca a sus clientes en los callejones?

 

 

En el año de la peste
el dinero tiene el valor que se merece. 
Los niños juegan a la muerte. (33)

 

Quizás, el último refugio que nos quede ante tanta desidia sea el amor. El amor que vestimos como medalla al valor extremo en tiempos de pandemia. El autor, en ese momento de cuarentena emocional, busca entre sábanas blancas, vestigios de corazones y cocaína para proteger ese cuerpo sagrado que a uno lo salva del tedio y la soledad, y que brinda esbozos de una felicidad excéntrica, pero felicidad al fin.

El autor se da tiempo para reflexionar en el ser humano y sus transiciones. En esa normalidad anormal que nos rodea y que amenaza cambiar el futuro para siempre.

 

Los maniquíes toman café con otros maniquíes.
Ayer era un juego de un empleado de una tienda; 
hoy es una postal de los días perpetuos. (81)

Como se dijo al principio, La vida enferma posee un abanico de lecturas que acompañan una visión rara, de un mundo raro, en una coyuntura rara. Lo que nos ubica, después de todo, en el momento perfecto para leer este nuevo libro de Hernán Vera Álvarez o simplemente Vera. 

0 Comments