Entrevista a Naida Saavedra y reseña de su novela “En esta tierra maldita”

Entrevista a Naida Saavedra y reseña de su novela “En esta tierra maldita”


 

Hace un par de semanas, durante la Cena Anual de Corresponsales de la Casa Blanca, el Presidente Obama hizo un comentario acerca de la relación de Donald Trump con el concurso de Miss Universo. En el contexto de un discurso humorístico y haciendo alusión a la falta de experiencia del candidato republicano en temas de política internacional, Obama observó que, “para ser justos, [Trump] pasó años reuniéndose con líderes mundiales: Miss Suecia, Miss Argentina, Miss Azerbaijan”. Este comentario me divirtió especialmente porque acababa de leer una novela de la escritora venezolana Naida Saavedra cuya trama se desarrolla precisamente alrededor del controversial mundo de los concursos de belleza.

Recuerdo que cuando era niña, disfrutaba cada año la transmisión del Miss Universo. Me emocionaba cuando desde algún lugar remoto, las candidatas latinoamericanas saludaban ante las cámaras anunciando con orgullo el nombre de sus países. Entre todas esas mujeres hermosas, una de las favoritas era siempre la representante de Venezuela. Cuando una venezolana ganaba el Miss Universo, lo celebraba Sudamérica entera y hay qué ver cuánta alegría nos dieron con las siete coronas que se llevaron las misses venezolanas a través de los años. Claro que no todo ha sido color de rosa en la historia de los concursos de belleza y ya parecen muy lejanos aquellos tiempos en que idealizábamos el Miss Universo. Polémicos, famosos, criticados y admirados; lo cierto es que los concursos de belleza siguen dando mucho de qué hablar y en esta ocasión les voy a presentar a una autora que se inspiró en el Miss Venezuela para escribir una historia brillante y cautivadora.

La escritora y académica Naida Saavedra (Venezuela, 1979) comenta que su novela, En esta tierra maldita, es una historia de ficción que explora el complejo mundo de los certámenes de belleza. La trama se enfoca en el Miss Venezuela, un evento paradigmático que rige los cánones estéticos dentro del mercado internacional de las apariencias. La autora explica que, “con una prosa diáfana, en la obra se articula el sentir de aquellos implícitamente marginados por las normas de lo bello y lo permitido, construyendo un ámbito social amenazado por un sacrilegio”.

 

Melanie Adams (MA): ¿Cuál fue tu inspiración para escribir En esta tierra maldita? ¿Cómo surge la historia?

Naida Saavedra (NS): Siempre quise escribir una historia sobre el Miss Venezuela. Es un evento anual con el que muchos venezolanos se sienten identificados; mejor dicho, con el que crecen. En Esta tierra maldita y varios cuentos que he escrito, busco incluir algo impactante y decidí crear el personaje de una mujer que gana el Miss Venezuela y que después de hacerlo se descubre que antes había sido hombre. En Venezuela todavía estos temas no se discuten ampliamente, hay mucho tabú.

 

MA: ¿Hay un significado escondido en el título? Es decir, ¿«la tierra maldita» se refiere a un lugar más allá de la ciudad/país donde se encuentra el personaje principal?

NS: Creo que no. Dámaso tuvo que esconderse en Maracaibo, en una de las ciudades más calientes del país. Para él era como estar en un horno permanente. Al mismo tiempo, su estadía allí está llena de una carga negativa pues tiene que esconderse y perderse en el mundo de los vulgares, como él llama despectivamente a todos los que no tienen glamour. La ciudad está maldita, o quizás el maldito es él.

 

MA: ¿Cuál es tu opinión personal acerca de los concursos de belleza? ¿Encuentras que poseen algún valor, beneficio, o que pueden aportar algo a la sociedad?

NS: No se puede negar la presencia que tiene el Miss Venezuela dentro de la vida de los venezolanos. Muchos la niegan o la critican pero yo encuentro algo más, algo que se identifica con lo que significa crecer en Venezuela. Una vez al año se disfruta el estar con la familia y amigos para ver el certamen y la producción musical que generalmente acompaña el evento. Hace apenas unos días (18 de junio) falleció Susana Dujim, quien fuera la primera Miss Mundo que tuvo Venezuela y la que se convirtió en un ícono inmortal pues en su nombre se creó una de las arepas más sabrosas, la Reina Pepiada.

 

MA: Uno de los elementos que encontré particularmente interesante en tu obra fue la elección de nombres llamativos para los personajes, como por ejemplo Dámaso, María Tomasa o Norlerkys. ¿Qué te llevó a escoger estos nombres?

NS: La selección de estos nombres responde a la realidad de Maracaibo, ciudad vibrante en la que los nombres de las personas también palpitan con fuerza. Conozco a Dámasos, a Marías Tomasas y a Norlerkys.

 

MA: ¿Qué esperas despertar o inspirar en los lectores de En esta tierra maldita?

NS: El objetivo es impactar. Trabajé mucho con la técnica en ese libro pues si te fijas los diálogos y monólogos son la base de todo. No hay un narrador. Esa meta me la puse cuando pensé en esta historia. Quería escribirla sin que hubiera un narrador y al mismo tiempo quería introducir un elemento impactante. Quedé satisfecha con el resultado.

 

MA: ¿Podrías compartir un fragmento de tu novela con los lectores de El BeiSMan?

NS: Como no, con mucho gusto. Comparto el primer párrafo del texto, uno de mis preferidos:

Qué calor. Y pensar que hace cinco años me mudé a esta ciudad nauseabunda. Ya debería estar acostumbrado pero qué va, no aguanto. Cómo me gustaría estar en Miami, la playa, divina. Cómo extraño mi apartamento allá, me quedó hermoso, la decoración exquisita, afrancesada, perfecta. Y ahora en esta pocilga. Cómo le cambia la vida a uno. Es impresionante. Ah, suena el teléfono, qué fastidio, me molesta tanto que hasta me dan ganas de decir una grosería. Pero no, el glamour nunca debe perderse. Buenos días, ¿sí? Como no, ya salgo. Qué calor, me muero. Qué sudor tan asqueroso, me corre por las axilas y la entrepierna. Lo peor es cuando me llaman al mediodía. Qué mala hora para hacer carreras. 

En esta tierra maldita es una obra en la que se logra una escritura precisa y mordaz. Su autora nos cautiva y transporta hasta esa tierra calurosa donde su protagonista suda, critica y maldice, entreteniéndonos y manteniéndonos en suspenso hasta su final impactante. Ya que es breve y entretenida, impulsada por diálogos ocurrentes y rápidos que nos hacen reír y reflexionar, recomiendo que la incluyan en su lista de lectura este verano. En esta tierra maldita se encuentra disponible en Amazon, en formato ebook (Kindle) y próximamente, en versión impresa. Concluyo esta entrevista con una breve biografía y un mini-cuestionario para que conozcan más acerca de Naida Saavedra a quien pueden seguir a través de Twitter en @naidasaavedra o visitando su página web www.naidasaavedra.com

Naida Saavedra (Venezuela, 1979) obtuvo con Vos no viste que no lloré por vos el premio Historias de Barrio Adentro 2009 de la editorial El Perro y la Rana. Su cuento “Vestier” ganó el premio Victoria Urbano de Narrativa 2010, otorgado por la Asociación Internacional de Literatura Femenina Hispánica. Tiene en su haber los libros Hábitat, Última inocencia y En esta tierra maldita (2013) y Vestier y otras miserias (2015). Posee un Ph.D. en Literatura Latinoamericana de Florida State University e investiga la literatura contemporánea de Venezuela, el Caribe y la diáspora latina en Estados Unidos. Actualmente es docente en Worcester State University.

 

Mini-cuestionario

Un escritor: Uff, no podría decir solo uno, imagínate. Bueno, pero entre muchos que me gustan resaltan dos, Adriano González León y Mario Vargas Llosa.

Un libro: Me pasa lo mismo… digamos que País portátil de Adriano González León y La ciudad y los perros de Mario Vargas Llosa.

Una película: A ver, esto es muy difícil. Te pongo dos: The Hours y El secreto de sus ojos.

Una ciudad: Tallahassee, Florida.

Una canción: “Si tú no bailas conmigo”, de Juan Luis Guerra.

Una comida: Cachapa con queso de mano.

 

Melanie Márquez Adams (Ecuador, 1976) creció en la costeña Guayaquil. Su obra ha sido antologada en Nos pasamos de la raya/We crossed the line (Casa Editorial Abismos) y Microrrelatos de amor y desamor (Brevilla, Revista de Minificción). Su poema «Eclipse en Morristown» aparecerá publicado este otoño en la antología Imaniman: Anzaldúa Poetic Anthology (Aunt Lute Books)Sus relatos y crónicas han sido publicados en la revista mexicana Minificción, en la neoyorquina ViceVersa y en El Beisman de Chicago. Márquez-Adams reside en Tennessee y actualmente se encuentra editando una antología de textos de autores andinos en los Estados Unidos.

 

 

0 Comments