El invierno real y metafórico de José Ángel Navejas

El invierno real y metafórico de José Ángel Navejas

 

Invierno, playlist desde Chicago de José Ángel Navejas
El BeiSMan PrESs, Chicago, 2019. 188 páginas, $15.00, 
ISBN-13: 978-1697181760

 

Comencé a escribir esta reseña el lunes 12 de noviembre. Ese día, Chicago rompió cuatro récords de temperatura, incluyendo uno que jamás había escuchado, la máxima mínima, es decir, la temperatura máxima más baja registrada para esa fecha. Invierno, playlist desde Chicago, la más reciente colección de viñetas de José Ángel Navejas, aborda el estado del tiempo (the weather), así como el de estado de los tiempos (the times we live in), a partir de las canciones que acompañan al autor, un doctorando indocumentado, y de las que surgen profundas reflexiones cuando no hay manera de salir de casa, so pena de sufrir de hipotermia.

La obra de Navejas está compuesta por cien micro ensayos o viñetas, en su mayoría escritos entre el 21 de diciembre y el 20 de marzo. Los años no son relevantes, pues sus reflexiones tienen que ver con su condición de indocumentado, con la vida en Estados Unidos, con el clima inhóspito, con la nostalgia por su país de origen, sin importar el tiempo cronológico en que se dan. El paso del tiempo no abate la zozobra que la condición de “ilegal” provoca en el autor, un jovencito que llegó a Chicago, como muchos otros inmigrantes —como resultado de la falta de oportunidades— a lavar platos a una tierra lejana, fría e inhóspita. A diferencia de la mayoría de los muchachos que emigran en circunstancias similares, José Ángel Navejas, posee una mente extraordinaria que no solo es capaz de imaginar, sino de entender las relaciones entre las cosas y metaforizar su dilema existencial a través de la música.

No es la primera vez que leo un ensayo sobre los tiempos que vivimos en donde la música da lugar a la reflexión. Sex and Drugs and Cocoa Puffs, el “low-culture manifesto” de Chuck Klosterman publicado en el 2003, es una crítica a la sociedad americana postmoderna, donde el autor se vale de su inagotable conocimiento de la cultura pop y de la música para plasmar sus opiniones sobre diversos temas de manera muy cómica. Chuck dedica un capítulo completo a sus interacciones con una banda tributo de Guns N’ Roses tratando de justificar la existencia de una banda así, y uno de los integrantes menciona que “la historia es irrelevante, pues el pasado es idéntico al presente y al futuro”. Por otro lado, la letra de “Sweet Child O’ Mine” inspira a Navejas a comparar la vida de un perro con la de un inmigrante, y experimenta un conflicto similar: a pesar de que ha llegado al nivel más alto de estudios académicos, su historia es irrelevante, y su pasado, presente y futuro en términos migratorios, sigue igual.

Navejas es un Equal Opportunity Listener: el eclecticismo de su playlist me obliga a leer con Spotify a la mano. Comienza con “We Will Rock You” de Queen, donde sugiere lo que los escritores deben hacer con el español en Estados Unidos, y continúa con un potpurrí de rolas que lo inspiran a ahondar en su condición de inmigrante indocumentado con frío. En “I Don’t Want to Waste Your Time” de Joji, pondera la relación costo-beneficio entre terapeuta y paciente. En “El Mesías” afirma que la Magnum opus del maestro Handel merece refugiarse en todo tipo de oídos (pobres, ricos, documentados o no), ya que es antídoto contra todo mal. La melosa voz de Billie Holiday en “Strange Fruit”, describe cuerpos colgados de magnolias como “frutas extrañas”, y el autor cuenta la historia de un muchacho acribillado en la frontera, dando lugar a una reflexión sobre la podredumbre de una sociedad profundamente xenofóbica. En “Trains” de Steve Wilson, establece que los trenes son “una cápsula de tiempo”, “testigos de intrincadas tramas”, “microcosmos en movimiento” y los relaciona con el principio y el fin del exilio de Vasconcelos; los pensamientos asesinos de Ciorán y el racismo de un pasajero. En “Dollar Days”, un homenaje al gran David Bowie, Navejas pondera los desafíos logísticos de un indocumentado… ya muerto.  En “Rather Be” de The Verve, habla del sigilo con el que se mueve un indocumentado para no ser detectado ya que “prefiero estar aquí que en ningún otro lado”. Aquí le paro para no arruinar la lectura.

El Invierno de Navejas se asemeja al monstruo borgiano: “lento, opresivo y plural”, pues la sensación de desamparo no cede, no alivia y no deja de repetirse. Es un invierno real y metafórico que refleja la desazón del inmigrante que, como el invierno meteorológico, vive con la esperanza de que llegue la primavera, de que salga el sol, y poder cantar y bailar en la calle sin miedo a que lo deporten. Para aquellos que aman la lectura y la música Invierno, playlist desde Chicago es un MUST READ.

 

 

1 Comment

  • Mone 4 weeks ago

    Me encanta y lo leeré, en algún momento, por la reseña que nos has brindado. Se antoja cada página, enormemente ... ¿quién puede resistirse si la música y leer son dos grandes placeres ?. Gracias !! Mone