Carta de Arkansas: Es necesario organizarnos, sigamos el ejemplo de los Dreamers

Carta de Arkansas: Es necesario organizarnos, sigamos el ejemplo de los Dreamers

Jamás imaginamos que el hijo de un inmigrante llegara a deportar a 2 millones de inmigrantes en sus primeros 5 años en la presidencia. Especialmente un “progresista” que desde su primer campaña presidencial viene pintando una imagen de amigo y defensor de los inmigrantes, pero la realidad es totalmente lo contrario: Obama se ha convertido en el presidente con la cifra de deportaciones más grandes en la historia. Y con buena razón las comunidades inmigrantes ya se hartaron de tantas promesas falsas e injusticias que ocurren en sus comunidades. Y pues como no hartarse si cada día más de mil personas son deportadas, madres y padres de familias arrancados de sus hijos a la fuerza.

Analizando estas cifras alarmantes sabemos que ahora más que nunca es necesario continuar el trabajo y la organización para exigir los derechos de los inmigrantes. Ya vimos en junio de 2012 como los jóvenes inmigrantes, los Dreamers, consiguieron una victoria, pero con bastante trabajo y muchas ganas de continuar luchando. A través de la Acción Diferida lograron no solo protección contra las deportaciones sino también un permiso de trabajo. Semanas antes de que se anunciara la Acción Diferida, un grupo de Dreamers activistas tomaron y organizaron plantones en oficinas de campaña de Obama y lo pusieron entre la espada y la pared hasta que cumpliera con su promesa de no deportar a Dreamers. Eso es el poder de una comunidad organizada y dispuesta a tomar acción directa. Tenemos que aprender de estas victorias y campañas.

¿Pero qué tal la propuesta aprobada en el 2013? El Senado aprobó una “reforma” migratoria, que líderes y burócratas de organizaciones pro-inmigrantes nacionales, la mayoría aliados al Partido Demócrata y sin contacto con organizaciones de base, aceptaron la propuesta S. 744 como una iniciativa justa y comprehensiva. Pero en realidad esta propuesta sería una pesadilla migratoria para una gran parte de los 11 millones de inmigrantes indocumentados. El S. 744 autorizaría más de 40 mil millones de dólares para militarizar la frontera con México. Esto volvería aún más difícil cruzar la frontera y los trabajadores inmigrantes tendrían que cruzar por lugares mucho más peligrosos. Bajo esta propuesta, cualquier inmigrante indocumentado que esté desempleado por más de 60 días consecutivos automáticamente quedarían fuera de la “reforma”.

No se necesita una explicación para entender de que los trabajadores indocumentados son de los más explotados en el país. Por tanto, esta propuesta abriría las puertas a los patrones y compañías explotadoras para aumentar los abusos laborales hacia nuestros hermanos y hermanas sin documentos ya que tendría que aguantar más abusos para no quedar fuera de la “reforma”. Se calcula que más de 4 millones de inmigrantes no calificarían para dicha “reforma”. Y por si fuera poco esta propuesta comenzaría con las deportaciones del 90% de los inmigrantes que se quedaron al expirar su visa. Por otra parte, realmente no es sorprendente ya que 3 de los 8 senadores que patrocinaron el S. 744 han recibido cientos de miles de dólares de donaciones de empresas de cárceles privadas. Estas empresas se benefician económicamente y directamente de la detención y encarcelación de los inmigrantes indocumentados y personas de color.

Con los políticos que están en Washington, es difícil pasar una reforma justa para la comunidad pero los Dreamers ya nos enseñaron que se puedan ganar por lo menos un alto a la mayoría de las deportaciones. Es necesario organizarnos con nuestros amigos, familiares, iglesias y comunidades. No será rápido ni fácil pero es justo y necesario. Porque si nosotros, los inmigrantes, no tomamos la iniciativa los políticos no lo van hacer por nosotros.

♦ 

Fernando García. Secretario de Los Arkansas Natural Dreamers, Presidente de OMNI por la Paz, Justicia y Ecología.

♦ ♦ ♦

0 Comments