Cómo ayudar a los hijos durante COVID-19

Cómo ayudar a los hijos durante COVID-19

 

Ahora que sus hijos estarán en casa por varios meses, es importante notar algunas recomendaciones sobre cómo apoyar a los estudiantes durante la pandemia. El diálogo entre padres e hijos es crucial. Favor de preguntarles diariamente a sus hijos qué tareas necesitan completar en casa. Si sus hijos dicen que no tienen tarea, que ya la terminaron o que no tienen qué hacer, también les tengo buenas recomendaciones de cómo guiar a sus hijos por el buen camino. La meta es vivir una vida sana y saludable llena de sueños y metas. Tener un buen estudio crea las posibilidades de asistir a la universidad y de tener una buena carrera. ¿Les han preguntado a sus hijos qué quieren ser cuando sean grandes? ¿Saben lo que quieren ser sus hijos? O ¿sus hijos tienen buenos ejemplos a seguir? ¿Quiénes son los héroes de sus hijos? Necesitamos sembrarles a nuestros hijos buenos hábitos de superación para que tengan la libertad y flexibilidad de ser lo que quieran ser.

El primer paso es cuidar el mensaje que transmitimos a la juventud. En otras palabras, necesitamos evitar decirles a nuestros niños cosas negativas. No debemos decirles “mensos”, “burros”, “por eso no aprendes”, “tonta”, etc. Ni de broma. Como nosotros tratamos a nuestros hijos, es así como el mundo los tratará. Tampoco hay que darle preferencias a nuestros niños simplemente por ser varones. Está decisión puede traerle malas consecuencias a nuestras niñas en el futuro y viceversa. Siempre trátense con amor y respeto porque la educación primera se instruye en casa. 

Una buena rutina es crucial para el aprendizaje de los estudiantes. Los estudiantes necesitan despertarse a una buena hora. Es recomendado despertarse a la misma hora todos los días para crear disciplina. Las 8:00 am es una buena hora para empezar el día para los jóvenes. La hora de dormirse puede ser a las 9:00 pm para los niños menores de 12 y 10:00 pm los jóvenes entre 12 y 17 años. Recuerden, ustedes son los padres. Con amor déjenles saber que dormirse temprano es importante para el desarrollo de la mente. Los jóvenes no terminan de crecer físicamente hasta los veintes y de mente hasta los treintas. Después de despertarse, es importante cepillarse los dientes por dos minutos. Para los menores de 12, asegúrese de verificar si se lavaron los dientes. Esto suena muy estricto, pero es parte de una buena rutina diaria. Si no están disponibles durante las mañanas, llámenles o envíenles un mensaje. Aunque sea fastidioso, siempre hagan esto con determinación por el bien de sus hijos. Un desayuno saludable también es importante. Traten de evitar mucha azúcar o sal en el desayuno. Recomiendo una avena simple con pasas para endulzarla y un poco de almendras o cacahuates sin sal. El próximo paso para tener una mente poderosa es hacer ejercicio por 30 minutos al día. El ejercicio les dará mucha energía mental que necesitarán para concentrarse. Para los niños pequeños entre 3 y 7 años, ellos pueden hacer algo similar a Zumba. Los mayores de 7 años, ellos pueden hacer abdominales, lagartijas y correr en pie (run in place) sin olvidarse de estirarse antes y después del ejercicio. Si tienen acceso a YouTube, sugiero empezar con videos de Yoga por 10 minutos y buscar videos de Zumba y ejercicios que pueden hacer en casa. Por ejemplo, en YouTube hay videos de P90X y 10 min Morning Yoga Full Body Stretch. Después del ejercicio, un buen baño y atención a la higiene. Ahora sí, ¡listos para estudiar!

Como ya he mencionado, pregúntenles a sus hijos si tienen tarea. Si la respuesta es sí, pregunten por detalles y que resuman lo que tienen que hacer. Es preferible que tengan escrito una lista de las tareas que tienen que completar. Si sus hijos tienen tareas en papel que tienen que ser impresas, las oficinas de los concejales de chicago pueden imprimir las tareas gratis. He puesto una página web al pie de página con recursos. Si sus hijos no entienden cómo hacer las tareas y no tienen ayuda de nadie en casa, comuníquense con los maestros. Pueden llamar a la escuela y dejar un mensaje a los maestros o pueden enviarle un mensaje por correo electrónico a los maestros en inglés o español. Los maestros averiguaran cómo contestarles porque estamos dispuestos a ayudarlos. Si la comunicación no es posible por teléfono o correo electrónico, entonces les sugiero los siguientes pasos para completar actividades en casa sin uso de la tecnología. Estas actividades también son útiles para estudiantes que no tienen tarea. 

Para empezar, los padres deben de estar muy involucrados en el aprendizaje de sus hijos. No necesariamente enseñándoles, pero demostrándoles interés y alegría sobre lo que aprenden. Para los niños menores de 5 años, el mejor aprendizaje es jugar. Dejen que su imaginación se desarrolle naturalmente. Traten de evitar la televisión y el teléfono a menos que sea para actividades educativas como leer o escuchar cuentos. Practiquen con estos niños los números y el abecedario por otros 30 minutos. También cuéntenles cuentos inventados o si tienen acceso a libros, léanles libros en voz alta o cuentos del internet para niños por otros 30 minutos por un total de una hora de estudio. Para niños entre los 5 años y 7 años, continúen diciéndoles o leyéndoles cuentos y practiquen las matemáticas como sumar, restar y las tablas de multiplicación por una hora cada actividad con un descanso de 20 minutos entre actividad. Por ejemplo, si leen por una hora, después tienen 20 minutos de descanso y después otra hora de matemáticas. Los niños entre los 7 años y 12 años pueden empezar a escribir sus propios cuentos cortos y hacer dibujos para explicar el cuento. Si los jóvenes pueden hacer esta tarea fácilmente, entonces pídanles que escriban un libro con diez capítulos. Los jóvenes les pueden leer a ustedes y a otros familiares los cuentos para practicar la lectura. Recuerden de ser positivos en sus comentarios hacia sus hijos y nunca reírse de ellos. También se vale pedir perdón si cometen un error como adultos. Los mayores de 12 años pueden escribir trabajos escritos de una a cinco páginas explicando hechos reales como en los periódicos. Esta es la edad en donde pueden empezar a hacerse preguntas acerca de la sociedad o hacer reportes e investigaciones sobre sus antepasados. También pueden preparar presentaciones acerca de algo que aprendieron previamente y presentar a la familia. Después, un almuerzo saludable es esencial para obtener más energía.

Para terminar las actividades escolares en casa, también es importante ayudar con el aseo de la casa. Asignen a sus hijos mínimo una actividad todos los días de cómo ayudar a mantener un hogar limpio, aparte de su cuarto. Esto incluye ambos géneros. Les aconsejo que la signatura del aseo sea la misma todos los días para que se haga rutina. Los niños menores de 7 años pueden guardar sus juguetes y guardar su ropa limpia. Mayores de 7 años pueden limpiar el polvo de los muebles y mayores de 12 años pueden lavar los platos. Una buena actividad para aprender sobre la ciencia es cocinar. Estudiantes mayores de 14 años pueden empezar a ayudar a cocinar o estar encargados de cocinar la cena. Cocinando aprenden acerca de temperaturas, medidas y reacciones químicas entre los ingredientes. Por ejemplo, lo que pasa entre el agua y el aceite. Finalmente, un resumen de la rutina, primero despertarse a las 8:00 am, cepillarse los dientes, desayunar o beber agua, hacer ejercicio, bañarse y cuidar de su higiene, estudiar, almorzar saludable, ayudar con el aseo de la casa y platicarles a sus padres o familiares lo que aprendieron hoy.

Si sus hijos tienen acceso a una computadora con internet o a un teléfono con internet, es probable que los maestros estén asignando tareas en la página web Google Classroom o Zoom. En Google Classroom pueden ver si sus hijos entregaron las tareas si en el título de la tarea dice “Turned In”. Zoom es una aplicación en el internet que conecta al estudiante con su clase por video en vivo. El estudiante simplemente necesita estar presente para la clase virtual como si estuviera en la escuela. Se conectan con las clases virtuales con una página web y una contraseña proveído por los maestros. Si pueden, les aconsejo estar cerca para monitorear que sus hijos estén poniendo atención. Es más difícil para un maestro ejercer las reglas de la clase por internet, así que necesitamos su cooperación. Si sus hijos tienen dificultad de poner atención, no los regañen, sino llénenlos de porras y motivación. Díganles a menudo que ellos pueden y que continúen por su bien. ¿Qué tal si sus hijos no los entienden? Recuérdenle a sus hijos que nadie los quiere más que sus padres y continúen insistiéndoles en estudiar todos los días. Esto es más efectivo que regañarlos. El único momento que pueden regañar a sus hijos es si les faltan el respecto. Si esto sucede, entonces pueden ponerles ciertos castigos, como dejarlos por una semana sin teléfono, internet, televisión o cualquier actividad que no sea limpiar la casa. Los maestros entenderán.

Finalmente, aquí tengo sugerencias de páginas web útiles para el aprendizaje. Los estudiantes menores de 7 años deben estudiar 30 minutos a una hora diaria. Los niños entre 7 y 12 años deben estudiar una a dos horas todos los días y los mayores de 12 años deben estudiar tres horas o más. Cada una de estas páginas web las he usado con facilidad. También recuerden que nunca es tarde aprender, así que hay que ir adoptando el hábito de la lectura.

 

Actividades para niños:

 

Actividades para jóvenes:

0 Comments