artistasefebos

artistasefebos

 

botero y giacometti eran amantes. en años turbios del siglo vigésimo fuéronlo. y se querían des-me-did-a-mente con mutable flacura y gordura. 

se decían artistas y se embarraban de tintes texturas tizas aceites barro y sustancias malolientes que supuraban de barriles de cristal y botijos de barro y de interminables cuencos tiesos y cien cuernos dispuestos en línea. en circunferencias. en ángulos. a-si-me-tric-a-mente. 

éranse oscuras aperturas siderales. abundaban disturbios de pigmento y lienzo sus apresillados diafragmas controladores. distorsiones de luz. rebotes efímeros de cuando botero y giacometti, artistas efebos, vivían en la amplitud absurda de serlo en una urbhelada donde las flacas carnes se abrazaban a las pluscuánperfectas boteratas en busca de identidades perdidas. eran constante e inexistente déjà vu. y viceversos libres humidificaban el ambiente. lo caldeaban. parole parole parole. había también música. donceles punk. jazz blues boleros sexotrova rock y drogas. todo esfumado.

botero y giacometti aún mancebos murieron un día re-pent-inam-ente mientras comían sandía con hielo y limón. qué frescor tan aterrador dijo giacometti asustado y se le botaron los ojos. botero spaventoso lo miró consolador. quiso ahuyentar del horror la débil flaquencia del paladar temeroso. aún chupaba glotón trocito de dura cáscara verde con jugosas ansias dexcexo. con el tarugo en boca se acercó. acarició el pelo ensortijado con sus deditos gordos. estiró un brazo y en los flacos ojos hurgó. a ciegas esculpió así un inmenso miedo de aún fango. y se lanzó. allí dentro se cortó las masas con agudos desechos de bronce. metaltantas afiladas alfileres. ni un ojal abierto. tarde se dio cuenta del riesgo. y se empezó a asfixiar. giacometti saltó y se estiró flecha a lo infinito intentando expulsar la gruesa masa que le abultaba las desorbitadas pupilas. evitaba gemir el resquemor de su flaco dolor. nunca plañirarte en vano juró. 

botero casi muerto se infló. se endureció. así quedó, perenne globo petrificado dentro del arco filoso de la retina de giacometti. tal inútil intento de expulsión à la recherche du temps perdu. 

 

 

© om ulloa