La realidad social del migrante en Ceviche en Pittsburg

Ceviche en Pittsburg. Foto: Rafael Ortíz

 

 

Hace más de cinco años tuve la oportunidad de leer el libreto Ceviche en Pittsburg escrita en 1993 por José Castro Urioste, crítico y dramaturgo nacido en Uruguay y formado académicamente en Perú. Más tarde obtuvo un doctorado en literatura latinoamericana de la Universidad de Pittsburg. Sin duda el Ceviche de Pepe Castro, además de mostrar el conflicto entre hermanos también nos muestra el paradigma de la identidad envuelta en ilusión y melancolía que como migrantes adoptamos. Roma Díaz, egresado de la Universidad Autónoma de México (UNAM) en Literatura Dramática estuvo a cargo de la dirección de Ceviche en Pittsburg. Para escribir este texto, Roma me platica que además de celebrar 25 años de haberse estrenado, Ceviche en Pittsburg plasma la realidad social “del migrante”.

Roma Díaz: “a 25 años de haberse estrenado Ceviche en Pittsburg sigue siendo un texto vigente especialmente para la comunidad migrante. La separación de familias, el conflicto de culturas, el comunicarse y vivir entre dos lenguas, entre otras cosas. Ese desarraigo es el que enfatizamos en la obra, dado a la situación legal muchos no pueden regresar ni para enterrar a sus muertos. Sin lugar a duda el conflicto entre los dos hermanos, Carlos y Toño, nos remite inevitablemente al mito de Caín y Abel. El principal conflicto entre los personajes refleja la lucha del más fuerte contra el más débil. El viaje de Carlos a Pittsburgh para confrontar y reencontrarse con su hermano inevitablemente evoca recuerdos de un pasado que los atormenta. Toño vive ahora en Pittsburgh en una cultura diferente, en un país prestado y se olvida del suyo que ahora empieza a ser un recuerdo lejano”. Los actores que participaron son: Rafael Manzo, Luiza Franco, Sergio Silva. La escenografía estuvo a cargo de la pintora Esperanza Gama. Dirección: Roma Díaz. La obra se presentó en el Centro para el entrenamiento del actor.

Ceviche en Pittsburg. Foto: Rafael Ortíz

Tanya Victoria. Ciudad de México. Reside en Chicago desde 1998. Trabaja como coordinadora de programas que promueven la cultura y conservación para la educación infantil. Trabajó en la Sociedad de Zoológicos de Chicago. Estudió en la Sociedad General de Escritores Mexicanos (SOGEM) y escribe para Contratiempo desde 2001.

 

 

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *