Il Trovatore

Il Trovatore puesta en escena por el Lyric Opera of Chicago

por Carolina Herrera

Enrico Caruso alguna vez dijo que era muy fácil montar Il Trovatore, solo hacía falta conseguir a los cuatro mejores cantantes del mundo. Les aseguro que, en este caso, el Lyric Opera no se quedó corto. Cuatro maravillosas voces en escena que hicieron vibrar al público de principio a fin. Comenzaré con la soprano Tamara Wilson, quien tiene una larga trayectoria en el mundo de la ópera, e hizo su debut en el escenario. ¡Dios! ¡Qué voz! Yo no soy una experta en cantantes de ópera, es más, ni siquiera soy experta en ópera, pero me encanta y puedo reconocer una gran voz, y la de Tamara Wilson es, sin duda, una de las mejores voces que he escuchado en mi vida.

Il Trovatore, de Giuseppe Verdi, se desarrolla en España y comienza con el Capitán Ferrando (Roberto Tagliavini) contando la historia del Conde de Luna (Artur Rucinski), quien está enamorado de la princesa Leonora (Tamara Wilson) y ésta, a su vez, lo está de un misterioso trovador, Manrico (Russell Thomas). Éste último es hijo de la gitana Azucena (Jamie Barton), quien busca vengarse del Conde pues años atrás, los padres del Conde quemaron a la madre de Azucena después de acusarla de haberles robado a uno de sus hijos. Es pues, una historia de amor, pero también de venganza, los dos grandes motores de las pasiones humanas y es precisamente esta pasión lo que mueve la historia.

Tras el telón que muestra una de las pinturas “negras” de Goya, en el escenario se observa una enorme pared con unas escaleras por donde desciende el Capitán Ferrando para dirigirse a sus soldados. Al terminar la escena, la pared gira y vemos a Leonora dentro del castillo con su dama de compañía, y así va girando la pared, pasando por el Coro de los Yunques (donde un coro de gitanos martillea los yunques al ritmo de la orquesta), hasta terminar en la pira donde yacen Azucena y Manrico… pero no les voy a contar el final.

Todas las voces de los personajes son maravillosas, pero las cuatro voces principales no le piden nada a nadie, aunque debo apuntar que las mujeres se llevaron la noche. Alegría, tristeza, desesperanza, determinación, todo esto y más es capaz de transmitir la soprano Tamara Wilson, representando todas las etapas del amor, con esa voz que hizo retumbar el recinto y me sacó un par de lágrimas (y eso es decir bastante). Ni qué decir de la potencia de la voz de Jamie Barton, la joven mezzo-soprano que canta con los colores de la venganza.

Il Trovatore es una ópera relativamente corta, dura solo dos horas, veinte minutos. Además, tenemos un mexicano en el repertorio, el tenor Mario Rojas en el papel de Ruiz, el ayudante del Conde, quien también deleita con su voz pristina.

Il Trovatore se presenta en el Lyric Opera hasta el 9 de diciembre.

 

Carolina Herrera. Su primera novela, #Mujer que piensa (El BeiSMan PrESs, 2016), recibió primer lugar en la categoría Mejor Primer Libro-Novela del International Latino Book Award. Es parte de Ni Bárbaras, ni Malinches: antología de escritoras latinoamericanas en Estados Unidos (Ars Comunis Editorial, 2017). Su historia forma parte del volumen IV de la serie Today’s Inspired Latina, Life Stories of Success in the Face of Adversity (2018). Es miembro del consejo editorial de El BeiSMan y contribuye a la revista con regularidad. Oradora TEDx. Vive en Naperville, Illinois.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *