Destinos: Las delicadas lágrimas de la luna menguante

 

por Antonio Del Toro

 

El festival internacional de teatro latino en Chicago, Destinos (del 19 de septiembre al 27 de octubre), estrena su tercer año con una obra contundente, Las delicadas lágrimas de la luna menguante, de la dramaturga venezolana Rebeca Alemán, bajo la dirección de Iraida Tapias en el Steppenwolf Theater en Lincoln Park.

La obra consiste en la rehabilitación de una periodista, Paulina (Rebeca Alemán), luchando contra las adversidades de su condición física y el descubrimiento de acontecimientos dolorosos, tanto en el ámbito físico, personal y en la geopolítica de su país, el cual podría ser cualquier nación latinoamericana. La dramaturgia no arredre ante sus denuncias contra la corrupción junto a la violencia que la acompañan; el sufrir de los pueblos indígenas, los feminicidios y demás malestares sociales que agobian al continente. Es gratuito decir que la trama toma inspiración de eventos reales, ya que estos peligros son considerados cotidianos para una persona que ejerce en periodismo. Sin embargo, la obra exige que el espectador haga a un lado el cinismo y el desafecto de estos incidentes para que reflexione sobre el costo humano de la violencia normalizada, diseccionando los traumas y mostrando la devoción hacia la justicia social.

La escenografía es un espacio acogedor que consiste en una recámara que sirve como lugar de reposo al igual que un calabozo, donde Paulina contiende ante sus temores y las memorias elusivas de un pasado borroso. El escenario emplea unas ventanas que sirven como un proyector, empleando la técnica mixta de una manera elegante con sus transiciones entre sueños, recuerdos y el presente. La frustración y la confusión son una estática constante en la vida de Paulina que sobrelleva el peso de su rehabilitación con la ayuda de su mejor amigo, Rodrigo (Ramón Camín), quién posee secretos sobre los males de Paulina. La interacción entre ambos actores es de una dinámica formidable, la amplia trayectoria actoral de ambos reluce en Las delicadas lágrimas de la luna menguante, manteniendo al espectador cautivo con nostalgia y momentos conmovedores.

La producción no escasea de circunstancias sombrías, pero también tiene instancias de esperanza, mostrando la fuerza que ejerce la perseverancia y la importancia de los vínculos interpersonales entre estos confidentes que, a su propia forma, tratan de superar las condiciones que la corrupción y la violencia desenfrenada les han impuesto en sus vidas. Esta puesta en escena ha creado un precedente elevado para el resto de las obras participando en el festival de teatro Destinos.

 

Las delicadas lágrimas de la luna menguante surge de la organización sin fines de lucro Water People Theatre. La obra continuará su temporada hasta el 13 de octubre. Para más información y compra de boletos visiten www.steppenwolf.org. 

 

ANTONIO E. DEL TORO (Guadalajara, México) Trabaja como intérprete y traductor en Chicago. Gracias a un interés en tecnología y literatura, ha encontrado el teatro y su complejo proceso de producción. Otros intereses incluyen cine y técnica mixta.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *