Citizen Illegal: masculinidad cisgénero en un bildungsroman contemporáneo de poesía.

Foto de José Olivares por Marcos Vásquez

Julio Enríquez-Orneleas

 

Olivarez, José. Citizen Illegal: Poems. Haymarket Books, 2018.

 

En el lanzamiento del más reciente libro de Sandra Cisneros, Puro amor en el Museo Nacional de Arte Mexicana en Pilsen, fue cuando oí por primera vez el nombre de José Olivarez. Ese día la icónica escritora enunció una serie de jóvenes escritores quien, como ella, imaginaban un Chicago como el que ella narró en La casa en Mango Street. José Olivarez es un poeta quien a tan poca edad se destaca a nivel internacional por su poesía. El poemario Citizen Illegal de José Oilvarez se publica el 2018. En la colección sobresale la influencia del género musical de Hip-Hop y el estilo de poesía conocido como Spoken-Word. En sí, la temática de cada poema es en torno a la experiencia de un joven estadounidense que crece en un barrio en el área de Chicago; quien después asiste a la universidad, y vuelve a casa, distinto. Bien podría decirse que Citizen Illegal es un poemario entorno a la idea del bildungsroman pero en forma de poesía. Cabe mencionar que algunos poemas se presentan como micro-ficciones. El poemario del autor está compuesto por cinco secciones y contiene un total de cuarenta y siete poemas. A veces los poemas aparecen como breves párrafos con cierta tonalidad melódica y todo lo escribe en minúsculas. Los poemas exploran ideas universales como el amor, la salud mental, la familia, y la comunidad. José Olivarez problematiza esto al entrelazarlas con cuestiones de raza, etnia, genero, clase social y estatus migratorio.

Como ejemplo de eso, en el poema “My Therapists Says Make Friends with Your Monsters” el yo poético va con una terapista para aprender a cómo no huir de los monstruos, sino a conocerlos a pesar de que le llaman gordito o “husky”. Para la voz poética hay un interés en lo siguiente, “my therapists says i can’t / make the monsters disappear / no matter how much i pay her” (8). Es ahí donde el lector descubre que la meta no es hacer desaparecer a los monstruos, al contrario, quiere aprender, “their names, so i can see / clearly their toothless mouths, / their empty hands, they pleading eyes” (8). En el poema se indica claramente que uno de los monstruos es la relación del yo con el cuerpo. La transgresión poética reside en cómo el poema explora la imagen corporal de un hombre cisgénero y su salud mental, algo que comúnmente no se visibiliza en poesía latinx cuando se poetiza la experiencia cisgénero masculina. Como así lo indica el célebre escritor Carlos Andrés Gómez en su libro Man Up, al hombre latinx de cisgénero se le enseña a esconder sus sentimientos, y por eso ronda por el mundo como un niño asustado que aparenta ser lo que él cree que debe ser y hacer como un hombre. Debido a eso el hombre latinx de cisgénero, a veces, desconoce su sentir y no sabe quién es o cómo se siente porque se le ha enseñado únicamente a ser fuerte o a aguantar sus emociones en toda ocasión.

Ese hilo temático de la masculinidad cisgénero se ve en el poema, “Boy & The Belt” el cual viene después de “My Therapists Says Make Friends with Your Monsters”. En ese poema se explora el tema de la disciplina de un menor por parte de un padre que la lleva a cabo por medio de la violencia física a través de un cinturón. Desde un inicio la voz poética indica, “the belt is an extension of dad & dad is an extension of god” (9). Esto establece un orden de poder. En el poema predominan una serie de oraciones breves en donde se repite padre, niño, y cinto. Esta repetición de palabras es lo que le da melodía al poema. En sí, el poema cierra con lo siguiente, “when the belt meets the boy, the belt kisses the boy & leaves / purple lipstick. dad understands this as an act of love. the belt doesn’t know / about love. the belt knows it completed its job. & the boy hears love” (9). Es por medio de este poema, donde el yo poético también le está dando visibilidad a la violencia que algunos niños viven por parte de su padre cuando éste les muestra disciplina con un cinto. La voz poética equipara esta violencia infantil con actos de amor, y esto quizá lo hace de manera irónica, pero para el lector eso no queda claro. Cabe mencionar que este poema viene después del poema “My Therapists Says Make Friends with Your Monsters”, hace que se vinculen los dos literalmente dentro del poemario, pero también temáticamente, así como causa y efecto. Por la violencia vivida de niño el joven ahora como adulto está en proceso de conciliación con sus monstruos.

Este mismo tema de violencia por parte de un padre a un hijo se destaca en el poema, “Poem to Take the Belt Out of My Dad’s Hands”. En este poema la voz poética toma acción contra dicho acto de amor de su padre ya que afirma, “i snatch it & bury it” (57). Como indica el título del poema, con la falta del cinto el padre usa la mano. El poema cierra con lo siguiente, “the belt is buried. he reaches for my head and rubs it. soft. He says it’s okay. / in this story, there is no but. this story ends here. my dad. me. still under / his hands. still crying.” (57). En estos poemas se destaca el estado emocional de un niño quien sufre abuso físico por parte de su padre. En el poema vemos como hay un intento de resolver dicho abuso, pero al final el yo poético termina llorando y bajo el dominio de su padre, indicando que no hay una irresolución del abuso. Es importante destacar que en el poemario se siguen otros hilos entre la relación de padre e hijo, y no únicamente se presenta como una dinámica en donde el padre golpea al hijo. Parece ser que el yo poético explora sus relaciones familiares de diversos puntos de vista.

José Olivarez en Citizen Illegal problematiza la idea de la familia al incluir cuestiones de la masculinidad cisgénero, ya que vemos por medio del yo poético un afán de no seguir con las mismas formas de disciplina de su padre. Como resultado, el poemario se destaca por su deseo de darle visibilidad a dicha experiencia, la cual muchos jóvenes latinx viven. Aunque no sea amplía en esta lectura, cabe mencionar que en el poemario se explora la relación entre el yo poético con su madre y consigo mismo. Es decir que en el poemario de José Olivarez lo que sobresale es la sincera exploración de los diversos matices que forman un núcleo familiar. La maravilla y originalidad de la colección de poemas de José Olivarez surge por su habilidad coloquial de dar a conocer los diversos temas que forman parte de las experiencias latinx. Es esa accesibilidad y profundidad del lenguaje lo que causa que el texto se perciba como una colección imprescindible contemporánea ya que elocuentemente en el poemario se afirman verdades sobre lo que significa ser un joven en el siglo veintiuno.

Julio Enríquez-Ornelas es escritor y crítico literario. Nace en Zamora, Michoacán y crece en Salinas, California. Estudia literatura en inglés y español en Wabash College. En la Universidad de California, Riverside obtiene un doctorado en Literatura Latinoamericana con un enfoque en novelas mexicanas de fin de siglo. Al graduarse es nombrado Postdoctoral Fellow de literatura y cultura latinoamericana en la Universidad de Tennessee, Knoxville. Actualmente radica en Decatur, Illinois donde ejerce su carrera como profesor universitario de Español en Millikin University. Recientemente fue nombrado Coleman Faculty Fellow y James Millikin Professor de Educación. Su trabajo crítico y creativo ha aparecido en Hispania, Journal of Midwest Modern Language Association, Textos Híbridos, Alchemy: Journal of Translation, El BeisMan, “La carta abierta” de Ediciones Patito y Paloma Revista.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *