La comedia humana: Bowie, El Chapo, Republicanos y Demócratas: Where Are We Now?

Raúl Caballero García Publicado 2016-01-12 08:23:03


David Bowie.

 

 

Where Are We Now?

A tres días de que publicara su último disco, Blackstar y de cumplir años (69), murió David Bowie. Cuando supe esta mañana contacté a mi amigo Lucrecio Petra, un entusiasta del mundo de la música y sus protagonistas; tuvimos un intercambio de e-mails (de hecho contacté a varios otros amigos pero hasta el momento en que apunto estas líneas sólo Lucrecio estuvo a mano). Entre sus evocaciones, sueltas y dispersas, destaco algunos aspectos para dejar constancia en esta entrega de su luto que es el de tantos.

Recordó su teatralidad de los comienzos —avanzaba la transición de los sesenta a los setenta— “la raza tenía un humor negro porque el sueño había terminado”, recuerda. “Pero entonces vimos un ángel bajar del cielo, hay quienes vieron ‘una especie de astronauta glam’ pero nosotros lo vimos bien, era un ángel, un andrógino con polvo estelar al que muchos veneramos.

“Nos trajo Ziggy Stardust, nos entregó Space Oddity, y volvimos de las tinieblas. Quién lo iba a decir estos días... aún no tengo Blackstar, vamos, apenas digiero The Next Day y nos enteramos que se fue de nuevo al cielo.

“Se volvió a esa galaxia de donde bajó para volvernos locos, para volver a ser locos luego de que todo se veía perdido, ¿recuerdas?, nos dijo que no nos apendejáramos, que todo esto valía la pena, que dejáramos a los niños divertirse”.

Más o menos así creo que puedo dejar los comentarios del buen Lucrecio, dándome licencia de acomodarlos de manera lineal; y, “ahora, ¿dónde está la puerta?”, pregunta Lucrecio y enseguida insiste: “Where Are We Now?”. Alguien, por favor, respóndale.

 


Joaquín, El Chapo, Guzmán.

 

La recaptura de El Chapo

Si usted les quita el antifaz a las palabras “misión cumplida”, es cierto, podrá leer “error corregido”... pero está visto que no hay pena que valga de cara al dispendio de vanidades (sobre todo si se trata de atizar los fuegos artificiales de la distracción). La reaprehensión de El Chapo no representa que el gobierno federal recupere credibilidad entre la sociedad. Lo dice con nitidez un prelado de provincia, don José de Jesús Martínez Zepeda obispo de Irapuato, Guanajuato.

El dignatario eclesiástico advierte: Que no se convierta en una cortina de humo ante otros temas importantes como el aumento del dólar o la baja en el precio del petróleo. O sea: ahora detengan al dólar. Al final de la pirotecnia el mundo constatará, una vez más, que la recaptura del capo no ha detenido los secuestros ni los asesinatos ni las extorsiones ni —lo que es peor— a los criminales de cuello blanco, quienes siempre son los que mantienen la impunidad desde las sombras. Tampoco sirve para frenar el tráfico de drogas. ¿Y la casa blanca, apá?

 


Bernie Sanders and Hillary Clinton.

 

Otro escenario político

Mientras tanto en el país del Norte... quienes se han mantenido en la delantera en los dos bandos (republicanos y demócratas) ya no la tienen tan segura.

Donald Trump y Hillary Clinton sienten cerca los pasos de Ted Cruz y Bernie Sanders respectivamente. La voz de uno de esos oráculos modernos que son las encuestras, nos hizo saber que a la lucha por Iowa (donde comienza el verdadero pleito el 1 de febrero) y también en New Hampshire (una semana después), Clinton llega respaldada por el 48 por ciento, pero Sanders cuenta con un 45 por ciento lo que según analistas vuelve la elección indefinible.

En la acera de enfrente Cruz llega con un apoyo de 28 por ciento, seguido de Trump con 24 por ciento.

Pero más interesante resulta este párrafo con el que una agencia de noticias destaca que el sondeo también revela “lo que de manera consistente” han demostrado otras encuestas: En hipotéticas elecciones presidenciales entre Sanders y los punteros republicanos o entre Clinton y esos mismos contendientes... Bernie siempre gana a sus rivales por un mayor margen (que Hillary, sí). Hmm.

 


Ted Cruz y Donald Trump.

 

Raúl Caballero García, escritor y periodista regiomontano, es director editorial de La Estrella en Casa y La Estrella Digital en Dallas/Fort Worth Texas. Para comentarios: rcaballero@diariolaestrella.com.

 

Comentarios



De interés

Blogs

Cool2ra

Diske Uno, el artista culichi que dibuja RAÍCES

Rocío Santos - 2017-12-14

El ojo de Turandot

Carolina A. Herrera - 2017-12-11

Delicia de Coco

Carolina A. Herrera - 2017-11-27

Files

Find Us On Facebook