Feria del libro de Chicago 2015... esto apenas comienza

Jorge Hernández Publicado 2016-01-01 09:44:15


Raúl Dorantes, Luis Alejandro Ordóñez, Gerardo Cárdenas y Fernando Olszanski en el panel Novedades Literarias en Chicago. Foto: Marcos Litvitski

 

La primera edición de la Feria del Libro de Autor@s Latin@s 2015 se llevó a cabo en Chicago a fines de octubre. Los invitados principales fueron Jorge Zepeda Patterson, Juan Eduardo Esquivel Larrondo, Anabel Hernández y Carmen Boullosa. En los estrados, junto a los escritores internacionales, Juana Goergen y Francisco González Crussí ofrecieron una excelente muestra de la literatura de estos lares.

Aunque las actividades se realizaron sólo en cuatro foros (Instituto Cervantes, OPEN Center for the Arts, National Museum of Mexican Arts y St. Augustine College), esta feria recibió el apoyo de muchos negocios, instituciones, organizaciones, editoriales y particulares.

Los actos empezaron en el Cervantes, donde, la escasa audiencia expuso su ingenuidad ante Jorge Zepeda, quien presentaba su novela Milena o el fémur más bello del mundo.

El día siguiente, la gente abarrotó el local de OPEN para escuchar a Juan Eduardo Esquivel Larrondo y a Juanita Goergen en la lectura de poesía Versos para tod@s. La velada dejó muy buen sabor de boca y las máquinas empezaron a calentarse. Ya se sentía vibrar la palabra.

La inauguración formal de la feria fue la apoteosis. El Museo Mexicano apenas dio abasto a la nutrida concurrencia que, hasta de pie, presenció las exposiciones sobre la muerte presentadas por Anabel Hernández y el Doctor Francisco González Crussí. Fueron las dos caras de la calaca/huesuda/patas de cabra/Muerte, si hubiera sido función de lucha sería máscara contra cabellera, rudos contra técnicos. Hubo laaaaargas filas para los autógrafos, se agotaron los libros, reverberaron las críticas literarias para X, Y y Z, selfies, videos subidos de inmediato a youtube y a twitter, sonrisas (de todos calibres y sinceridades), reencuentros, desencuentros, buena libación (saludos, Lagunitas y Harbee), y mucho coraje, consternación, tristeza e impotencia por la violencia en México, por Ayotzinapa, por la impunidad y por un largo etcétera manchado de sangre.

 


Juana Iris Goergen, Margarita Saona, Martha Cecilia Rivera y om ulloa en el panel Escritoras Latinoamericanas en Chicago. Foto: Marcos Litvitski

 

Un día después, lo que iba a ser una feria del libro se convirtió en un encuentro de autor@s, porque de venta de libros, poca, muy poca; pero más de 60 escritores y artistas de diferentes disciplinas se presentaron y, por estos linderos, nunca se había reunido tal cantidad de entes literarios en un solo evento. Los paneles fungieron como plataformas de exposición y comunicación, que asistentes y presentadores exprimieron al máximo: muchos de los paneles dilataron su duración por decisión popular y espontánea... y uno de ellos seguía en plena refriega 90 minutos después de la hora programada para terminar. Quienes tuvimos la oportunidad de escuchar a Jorge García de la Fe, om ulloa, Manuel Murrieta, José Castro Urioste, Marc Zimmerman, o de conversar o interactuar con ellos, nos quedamos con ganas de que el evento se prolongara. La cereza en el pastel (disculpen el lugar común) fue Carmen Boullosa, de larga trayectoria en las letras, que nos presentó su novela Texas, y con quien tuve la oportunidad de hablar sobre algunos personajes de la literatura mexicana como Samuel Noyola, Parménides García Saldaña, Juan García Ponce, Gustavo Sainz y más.

 


José Castro Urioste, Ani Palacios y Erika Doyle. Foto: Marcos Litvitski

 

En cuanto a los libros presentados en la feria, hubo de sal, de chile y de azúcar: superación personal, metafísica, poesía, narrativa, denuncia social, etcétera y más. Los niveles de “calidad” (“real”, “percibida”, “imaginada por el autor”...) también fueron muchos y muy inconsistentes. Para rematar, el día final, la audiencia no alcanzó los niveles esperados... quizá fue el clima, Halloween, el cierre de la estación Lawrence, qué sé yo. Fue una situación extraña, porque, por un lado, los paneles estuvieron a reventar, pero, por otro, en el piso de venta de libros no había el mismo volumen de visitantes.

Mención aparte merece el Piloto Nieves, que realizó un taller de escultura fenomenal. Generó tal interés que ufff, ¿quién conserva la atención de los participantes durante seis, siete horas? Mis respetos.

Creo que esta primera feria deja muchas enseñanzas y diversos retos, y que la siguiente será todavía mejor. Y allí estaremos.

 

N.B. Para quienes quieran saber si yo participé: sí, me encargaron recoger unos manteles para la inauguración y... llevé la orden equivocada.

 


El Escultor Alfonso Piloto Nieves Ruiz en el taller de escultura. Foto: Marcos Litvitski

 

Jorge Hernández México. 1963. Desde 1988 reside en Chicago. Licenciado en Lingüística Aplicada por la UANL. Recibió la maestría en Estudios Hispánicos por la Universidad de Illinois en Chicago. Participó en la creación de las revistas literarias Fe de erratas Abrapalabra de ChicagoAutor de la obra de teatro El desdén con el desdén (1993) y del volumen de poesía Las palabras no se agotan por su nombre (2008). Sus cuentos aparecieron en las antologías Voces en el viento (1999) y En el ojo del viento (2004). Fue incluido en la Antología de la poesía latinoamericana del siglo XXI de Siglo XXI Editores (1997).


Marc Zimmerman, Carlos Cumpian y Alexi Galaviz-Budziszewski en el panel Latin@ Lit in Chicago. Foto: Marcos Litvitski

 


Carlos Tortolero y Elizabeth Martínez en el panel Latin@ Culture in Chicago. Foto: Marcos Litvitski

 


Febronio Zatarain y Rey Andújar en el panel Poesía y performance. Foto: Marcos Litvitski

Comentarios



De interés

Blogs

Cool2ra

Tres películas sobre el aborto

Lourdes Soto - 2017-06-26

Gastón Acurio en Chicago: la función social del arte culinario

José A. Castro Urioste - 2017-06-15

El Sargento Pimienta de este lado del olvido, medio siglo después

Raúl Caballero García - 2017-06-09

Files

Find Us On Facebook