Noches Transitadas

Andrés Olvera Publicado 2015-06-01 05:24:22

 
Noches Transitadas

 

Yecid Calderón es un sujeto colombiano que conocí por una amiga que tenemos en común. Lo conocí haciéndole dirección de fotografía para un performance como Pinina Flandés (su alter ego) en el Desierto de los Leones hace casi ya dos años, desde entonces me ha inducido, sumergido en un mundo de artes, estética y anti-estética al mismo tiempo, hemos tenido varios trabajos juntos, la mayoría de ellos siendo performances en festivales o eventos particulares de medios artísticos.

Andrés: ¿Cómo empezaron las Noches Transitadas?

Yecid: Bueno, eh…todo empezó como un experimento. Realmente nunca fue un proyecto muy claro desde un principio, sucedió que Lupita Rueda era la administradora de “El 33”, un bar de travestis muy underground en el centro de la Ciudad de México. A mí siempre me había parecido que era un espacio ideal para generar una especie de contracultura desde el performance, como desde la experiencia de las sexualidades diversas, particularmente desde la sexualidad trans que son muy excluidas, particularmente por la cultura gay en su formato de mainstream gay culture, capitalista y neoliberal. Entonces, como una alternativa y una crítica frente a esa posición de la identidad gay supuse que desde esos lugares discriminados y excluidos podría surgir una experiencia de lo diverso, de lo plural, de lo no hegemónico; hablo de los lugares del bajo fondo, del underground, con la gente que está en el tránsito de su sexualidad. Regresando a la historia, Lupita cumplió años en septiembre del año pasado y yo aproveché para preguntarle que si nos dejaba hacerle un homenaje a ella en su cumpleaños con Julia Antivilo y Las Transchangas, un colectivo de performance que tienen dos queridos amigos. Así hicimos una cabaret Transchanga, porque las Transchangas son performers que apelan a lo bizarro y apelan a lo popular mexicano desde la música, también con la participación de La Bruja y Sus Conjuros, una banda de música tradicional Mexicana. Todo este grupo de gente y yo nos presentamos por primera vez en un homenaje a Lupita por su cumpleaños, eso fue en “El 33” que, te digo, es un bar muy underground a dónde va la working class, el proletariado, los mestizos, las personas de estratos sociales humildes. A los pocos días me fui para Estados Unidos y regresé a México el pasado febrero. A mi regreso Lupita ya no estaba administrando “El 33”, sino que ya estaba administrando el “Diamond Club” y este lugar se nos presentó como el lugar más adecuado para continuar haciendo ese tipo de cabaret que nosotros habíamos hecho en honor a Lupita, así fue como nacieron las Noches Transitadas. La idea fue originalmente mía, pero Julia Antivilo, chilena, siempre me ha acompañado en esa inquietud, entonces, el proyecto en realidad pertenece a los dos o, mejor, no pertenece a nadie porque no se trata de tener autorías o propiedades, sino que es una idea que nació y se está desarrollando y ha cobrado fuerza, parece que ha tenido bastante acogida y seguramente continuará dando de qué hablar durante un tiempo.

 

¿Quiénes son los integrantes de este movimiento y como se conocieron?

Bueno, no sé si en realidad sea un movimiento pero de este proyecto de contracultura, la idea es mía pero la compartí con Julia Antivilo y pues me conocí con ella porque yo tomé un taller que Julia organizaba y que impartía Guillermo Gómez-Peña y, pues, desde el primer momento en el que nos vimos, nos enamoramos y nos adoramos.

 

Awwwwwwww

Hehehehehehe!

 

Hahahaha ¿Cuál es el objetivo de todo esto? ¿A dónde quieres llegar con las Noches Transitadas?

En realidad no es como un objetivo, es más como un experimento abierto porque no queremos caer en esta cultura ceñida a las formas de producción convencional del capitalismo que todo lo realizan para el consumo de un público ansioso de experiencias prediseñadas en su sensibilidad, todo lo realizan para crear algo y ser consumido conforme a los cánones del gusto occidental y de la industria cultural. Nosotros queremos estar por fuera de la presión de la producción de algo específico para ser consumido, entonces no tenemos como una finalidad específica. Sí queremos generar un espacio donde tengamos experiencias que nos permitan cuestionarnos sobre nuestros hábitos, prácticas racistas, clasistas, sexistas, misóginas, homofóbicas, transfobicas, afeminofóbicas y demás propias de la cultura gay.

 

¿Cómo escoges el material que se presentarán?

En realidad el experimento se propone construir y deconstruir un espacio donde el mismo público se atreva a tomar el stage en la siguiente Noche Transitada; es decir, si alguien ve el show que se realiza o los performances que se realizan y quiere intervenir en el espacio, sencillamente hace una propuesta de un performance y nosotros la miramos, generalmente ahí está el espacio abierto. Es un espacio que pretende hacer del performance una práctica instituyente y como practica estética se democratice porque consideramos que el performance es una manera bastante efectiva para la deconstrucción de hábitos que en realidad son bien nocivos ¿no? Primero porque fracturan la autoestima de las personas y porque generan subordinados y excluidos, entonces la idea es democratizar el performance, entonces la gente que va, observa y de repente se quiere lanzar al stage para lo cual sólo hace la propuesta. Por lo regular, a parte de las propuestas que hacen los asistentes, nosotros vamos viendo gente que ya lleva una trayectoria y les invitamos para que intervengan de tal manera que, al final, tengamos entre unos participantes amateurs en performance y a la vez unos que estén más experimentados…

 

…O sea ¿de más renombre?

Ehmmm…de pronto no, bueno, podría ser renombre pero ahí, con los performanceros que invitamos, no los que provienen del público, lo importante es la experiencia, gente que ya tienen propuestas muy claras, que trabajen las líneas muy claras. Lo del renombre nos suena a lo relamido del prestigio del arte tradicional, lo cual es, de por sí, bastante elitista y excluyente y eso es lo que queremos evitar, las prácticas de exclusión.

 

¿Más solidos?

Más sólidos, exacto.

 

Fuera del glamour, del espectáculo y el ambiente cultural ¿Qué tipo de impacto quieren dar políticamente?

Pienso que una… una cuestión muy clave es lo político porque algunos feminismos nos enseñaron que todo lo personal es político, entonces, si yo transformo mis hábitos de exclusión seguramente estoy impactando de alguna manera el ámbito público, el ámbito político. Entonces por eso nosotres en Noches Transitadas insistimos continuamente en la necesidad de la buena camaradería y del amor entre unes y otres, de repente rozando un poco el “neo-hippiesmo” pero neo-hippiesmo que nos hace felices porque nos damos cuenta que sí es posible construir un espacio a partir de redes de afecto donde estemos al mismo tiempo lesbianas, trans, travestis, transformistas, transgender ehh…gays, heterosexuales (que son una especie de heterosexuales bastante particular; nosotros les solemos llamar “heteroqueer” porque son personas heterosexuales que disfrutan de espacios que son sexual diversos) donde hay muchas tendencias, es maravillosos en las Noches Transitadas que toda la gente está en camisa o en cueros bailando, brincando, disfrutando y hay muchos abrazos y hay muchos besos, es una celebración de la vida y es una celebración de la amistad y la camaradería.

 

Esta pregunta es un poquito más personal, a mí me parece genial toda la gama de gustos que existen en las Noches Transitadas, yo creo que es como una tiendita de helados ¿sabes? Que las Noches Transitadas tienen de todos los colores, sabores, texturas, formas etc. Yo quiero saber ¿Qué me podrías decir sobre eso? ¿Cómo te sientes al respecto sobre haber proporcionado un espacio donde la gente se pueda desinhibir tanto artística, emocional y sexualmente? Por ejemplo, yo en lo personal ehhmm…tengo este pedo con la gente de que piensan que soy gay (hahahahaha) porque casi todos mis amigos son gays o lesbianas o transexuales aunque yo creo que la gente es la del problema dado que yo estoy tan seguro de mi sexualidad que no tengo, en serio, ningún pedo con nadie sobre eso y más bien es una inseguridad inconsciente de los demás…

Exactamente, la gente confunde muchas cosas, como el género con unas ciertas prácticas sexuales y la compañía como una especie de contagio.

 

Entonces yo te quería preguntar de nuevo ¿Cómo se siente proporcionar un espacio tan libre, experimental como éste?

Pues ehh…lo que yo siento es un profundo gozo, porque es una celebración ¿no? Es una celebración de la vida y de la diversidad. Porque estamos en un espacio, una cantidad de cuerpos con una cantidad de prácticas sexuales, todas muy diferentes, y sin embargo todos estamos en el mismo espacio compartiendo la música, compartiendo la danza, compartiendo los abrazos; entonces, para mí, es un profundo gozo y me parece muy relevante el hecho del gozo porque si nosotros celebramos más la vida, producimos más endorfinas y al producir más endorfinas, amplificamos la sensación de vitalidad y la vitalidad produce salud. Entonces estamos creando, en últimas, un espacio plural, diverso y que impacta los cuerpos provocando gozo, bienestar y salud.

 

Damos un break para tomar nuestro Frapuccino neo-liberal de Starbucks

 

Andrés: Ahora platícame un poco de ti como Yecid, cuéntame de tu historia.

Yecid: Ah pues yo vengo de un pueblito en los andes colombianos, yo estudié Filosofía, luego estudié Historia del Arte en Italia, luego estudié una maestría en Filosofía Política, me interesé mucho por la estética y la política, siempre he trabajado en artes como docente. Me encanta la pedagogía, me encanta enseñar, me encanta explorar, me encanta pensar, me encanta escribir, me encanta la política y la estética y por eso fue que terminé haciendo performance, porque convergen tanto la estética como la política y por eso ahora hago un doctorado en el cual abordo el tema del performance y resistencia en América Latina, particularmente de las practicas sexual diversas; más como en las transformaciones, no de las instituciones sino de los sujetos, de las personas y esto liga con Noches Transitadas, en tanto que lo que queremos hacer son prácticas instituyentes. Buscamos que no haya tanta exclusión al interior de los grupos sexual diversos. Con algo que no comulgo radicalmente es con la “gay culture” por excluyente, por racista, por clasista, por sexista etc. Entonces desde ahí es que todo eso converge; ¿y pues que más te puedo decir de Yecid? Que he sido muy inquieto desde jovencito, muy activo, con muchísimas cosas y afortunadamente he logrado un reconocimiento en algunas latitudes y algunos grupos disidentes, eso es algo bonito que me anima.

 

(Interrumpo) …en una de las Noches Transitadas tu habías mencionado que te encanta tu masculinidad pero que también te encanta tu feminidad ¿Cómo funciona esa doble “degustación”?

Pues yo creo que lo femenino y lo masculino no es una cuestión que pertenezca a un cuerpo en específico, sino que eso pertenece a todos en general. Entonces lo masculino y lo femenino pues eh…nos habita, solo que por las construcciones de género se enfatizan; la sociedad nos enseña a enfatizar unos factores dominantemente masculinos y bajo unas ciertas formas de masculinidad y lo femenino bajo unas ciertas formas hegemónicas de feminidad, entonces lo que yo hago es reconocer lo masculino y lo femenino en mí y celebrarlo. Convertirlo en un motivo para estar en una continua aceptación de mi realidad y de lo que yo soy como cuerpo que transita con esos dos elementos. Lo femenino y lo masculino, quiero mucho mis partes, los masculino en mí y lo femenino en mí.

 

¿Cómo nació “Pinina Flandés”? ¿Cuál es su origen?

El origen fue el proyecto doctoral que estoy desarrollando, nació cuando reconociendo que, para hacer un buen trabajo doctoral, no podía quedarme haciendo como una etnografía del performance, es decir, llegar a los artistas del performance art y quedarme como analizándolos desde afuera. Yo necesitaba incursionar dentro del performance para saber exactamente de qué era de lo que yo estaba hablando; además, cuando yo estaba en la universidad en 1999, yo había incursionado en el performance, pero lo había dejado porque luego me fui a Italia, justo fue en ese año. En Italia me dediqué a mis estudios de Historia del Arte y posteriormente me fui hacia el lado de la política y abandoné el ejercicio de las prácticas performáticas y estéticas, pero lo tenía en stand by y justamente cuando apareció mi doctorado en el horizonte, quería combinar estética y política y me dije “este es el momento para regresar al performance” y así nació Pinina Flandes. Nació no con los intereses de lo sexual diverso sino con los intereses de lo contrapolitico frente a las exclusión que se ejerce sobre América Latina. Donde hay un gran número de pobres y el clasismo y el racismo campean rampantes, entonces, nací…nació practicar eso, pero luego descubrí que estaba el factor de mi sexualidad como un elemento muy importante que yo podría desarrollar y así finalmente terminé en el activismo de las personas sexual diversas.

 

La siguiente pregunta es un poco más…fantasiosa se podría decir: tú eres Yecid, tú eres Pinina, ahora imagínate que son dos personas distintas ¿Cómo sería una plática entre ellas…entre él y ella, más bien?

Hahahaha yo creo que si hay una diferencia entre las dos personas, yo creo que sería muy divertida una plática así, porque Yecid es un poco más serio, serio en el sentido de la masculinidad hegemónica y…Pinina es un poco más desenfadada de todo lo que se hegemonice; entonces sería muy divertido plantear esa plática porque son dos personas ciertamente diferentes.

 

Nos levantamos de nuestros asiento, salimos del horrendo Starbucks y caminamos, él se fue en Metrobús y yo caminando hacia mi casa.

 

 
Noches Transitadas con Yecid Calderón.

 

Andrés Olvera: (México) Photographer, illustrator, journalist, David Bowie worshipper, shawarma addict, sometimes flamboyant.

Comentarios



De interés

Blogs

Cool2ra

Diske Uno, el artista culichi que dibuja RAÍCES

Rocío Santos - 2017-12-14

El ojo de Turandot

Carolina A. Herrera - 2017-12-11

Delicia de Coco

Carolina A. Herrera - 2017-11-27

Files

Find Us On Facebook