Atracción por Joni Mitchell

Raúl Caballero García Publicado 2018-04-04 03:22:26


Joni Mitchell

 ∴

A cincuenta años de la grabación de su primer disco Song to a Seagull, Joni Mitchell sigue asombrándonos con su arte musical, su canto sigue cautivándonos, sus deslumbrantes mensajes siguen emocionándonos. En este espacio de Muros y Puentes se ventilará el arte de algunas mujeres icónicas en la escena primigenia del folk & rock, desde la perspectiva de diversos conocedores de su música, quienes comparten conceptos y respuestas.

Le pedí a Enrique Navarrete —con quien comparto la satisfacción de apreciar a Joni Mitchell— que platicara de ella, que ofreciera su pensamiento sobre ese primer disco, y también de Clouds y después aterrizar en Ladies of the Canyon para abordar sus principios, creo que sus primeros tres definen a la artista.

El repaso que nos entrega Navarrete es una síntesis de la impresionante carrera de Joni Mitchell, ella surge en el Newport Folk Festival, cruza por los bares y clubs neoyorquinos hasta llegar a las quintas de Laurel Canyon donde fija los cimientos de su trayectoria.

 ∴

con Enrique Navarrete

Joni Mitchell para siempre

Roberta Joan Anderson conocida como Joni Mitchell, pertenece a esa generación que nos ha ofrecido incansable, abrumadora y cautivadoramente la música de nuestros tiempos. Su carrera ha sido increíble como cantante, compositora, innovadora musical y pionera en diversos campos, a lo que habría que agregar su actividad como escritora y pintora.

Nace el 7 de noviembre de 1943, en Fort Macleod, Alberta, Canadá. Después de la “high school”, se inscribió en la Escuela de Arte de Alberta en Calgary permaneciendo sólo un año; pero fue para bien pues al descubrir un Club llamado “La Depresión” se presentó por primera vez como compositora y cantante, convirtiéndose en una cantante regular.

A los veintiún años, en 1964 inicia su carrera profesional y se traslada a Toronto, al año siguiente se muda a Detroit con quien sería su primer esposo y de quien toma su nombre artístico, Chuck Mitchell. Un corto matrimonio que le permitió mayor libertad y probar suerte. En el verano de 1966 toca en el Newport Folk Festival y conoce a su admirada Judy Collins.

En 1967 mientras vivía en New York, cubre unas presentaciones en Florida donde conoce a David Crosby quien se convierte en un gran promotor que convence a la compañía disquera para que le acepte grabar su primer disco que aparece en 1968, por lo que este año cumple 50 años: Song to a Seagull (también conocido como Joni Mitchell); al año siguiente aparece su siguiente álbum, Clouds, en el que destacan por lo menos dos piezas bellísimas, Chelsea Morning y especialmente Both Sides, Now:

I’ve looked at life from both sides now
From win and lose and still somehow
It’s life’s illusions I recall
I really don’t know life at all
Ive looked at life from both sides now
From up and down, and still somehow
It’s life’s illusions I recall
I really don’t know life at all.

Su tercer álbum en 1970 muestra una compositora emocionalmente madura y profesional: Ladies of the Canyon; el cual hace referencia a la zona en donde se congregaron a vivir diversos artistas como Jim Morrison, James Taylor, Carole King, John Mayall, Stephen Stills, Dave Crosby su pareja en esa época. El álbum contenía la popular pieza Big Yellow Taxi y destacadamente, la canción que fue el himno de esos años Woodstock, la cual escribió después del concierto en su gran arrepentimiento por haber cancelado su participación.

Me es especialmente grata y significativa la letra del tema que al respecto escribió: “We are stardust / We are, golden / And we’ve got to get ourselves / Back to the garden”.

Desde entonces, su carrera se ha edificado con una producción constante, 22 álbumes; 12 compilaciones; más de 40 canciones aún no grabadas y comercializadas; infinidad de apariciones públicas en cafés, clubs y conciertos entre 1962 y 2017; una constante producción plástica.

Espero que tengamos Joni Mitchell para rato, representa para mí, la mejor parte de los hippies; la melodiosa composición que nos remite a la Roberta que nos habita; a los versos reflexivos; al arte que hay que realizar todos los días; el arte que le da sentido, razón, rumbo y permanencia a la cultura que hemos compartido.

 

El arte de algunas mujeres icónicas:

La trascendente Laura Nyro

La determinante Judy Collins

Joan Jett, (una y otra vez) su alegórica reputación

Evocación de Grace Slick

Atracción por Joni Mitchell

La legendaria Joan Báez

Carole King, nuestra veladora

*En los años sesenta lucido integrante de la comunidad de la contracultura en Monterrey, hoy Enrique Navarrete es economista por la UNAM donde ejerce como docente en un Centro de Investigaciones; en la UNAM ha estado a cargo de diversas especialidades; asimismo en esa Casa de Estudios es profesor y consultor. Es un regiomontano nacido en Ciudad de México: “Uno es de donde se hace y no necesariamente, de donde nace: me considero regiomontano”.

 

Comentarios



De interés

Blogs

Cool2ra

Ruido Fest 2018, A Series of Impressions: the Good, the Bad, and the Sexist

Esmirna García - 2018-06-27

Anthony Bourdain (1956-2018), An Appreciation

Juan Mora-Torres - 2018-06-12

Files

Find Us On Facebook