Tres monólogos de El Pozo

Carolina Herrera Publicado 2017-10-30 03:42:56


Susi Avitia como Delia en Ya no te espero, Moy, de Raúl Dorantes. Foto: Franky

El domingo 29 de octubre, Colectivo El Pozo presentó tres de los monólogos que tiene programados hasta el 5 de noviembre como parte de su temporada de teatro de otoño. Ya no te espero, Moy, Fall from Grace y Luvina son una exploración de la soledad desde tres perspectivas diferentes. 

En Ya no te espero, Moy, el personaje de Delia interpretado por Susana Avitia, en una proyección extracorporal, nos va revelando cómo fue a dar ahí. Desde el momento en que se pone de pie dejando el suéter y la bufanda en el piso, deducimos que quien habla es el fantasma de la mujer. Delia revela los ‘momentos destacados’ de su vida desde que emigró a Estados Unidos con Moy, un hombre que ya no está a su lado. Una vida de trabajo y lucha constante que acaba por vencerla. En el monólogo son frecuentes las referencias al frío y sin decir la palabra soledad, nos damos cuenta de que no tanto es el trabajo, ni la lucha, ni el frío lo que la mata.

El monólogo plasma con acierto la cadencia y forma del lenguaje del inmigrante, el inglés colado en el español, porque eso es lo que pasa cuando dos idiomas chocan constantemente: comienzan a astillarse el uno al otro. Pedacitos del inglés como beisman, leiof, baindery, forgerit, acaban clavándose en el español hasta integrarse al torrente lingüístico como si nada, porque no hay una fuerza purista que lo detenga, creando así el fenómeno de la oralidad del inmigrante, plasmada con naturalidad por la actriz.

El segundo Monólogo, Fall From Grace es un contraste brutal del primero. El actor Jeff Hegelson, envuelto en una bata de seda al estilo Hugh Hefner, whisky en mano, expresa sus frustraciones de hombre blanco mientras pondera sus aciertos y tropiezos, aunque en realidad lo peor que le ha pasado en la vida es ‘tener una hija que quiere ser actriz’. En un monólogo que muestra en ocasiones lo que piensa a través de una grabación, el anciano revela una vida privilegiada, un arquitecto retirado que ha vivido rodeado de “cultura”, filosofía, oportunidad, belleza y sin embargo, de nada le sirve estar en la cima de la escala social, su soledad es tan devastadora como la de Delia. Aunque, a diferencia de ella, ‘el hombre más interesante del mundo’ puede sentarse bien calientito en su cómoda silla con un trago y recordar a los filósofos, arquitectos y artistas que lo influenciaron hasta que le reviente el cerebro porque él no tiene que levantarse a trabajar al día siguiente, y sobre todo, porque sabe que hasta para suicidarse tiene opciones. Lo único que le impide al viejo convertirse en un fantasma de verdad es la ilusión de llevar a su nieto al zoológico.

El último monólogo, una adaptación de Luvina de Juan Rulfo, aunque tiene tres actores en escena, sólo uno, un profesor que estuvo ahí (interpretado por Lauro López), nos cuenta magistralmente la historia del pueblo, el verdadero protagonista del relato. Luvina es el lugar a donde nadie quiere llegar porque no se da absolutamente nada. Lo único que impera es el constante azote del viento, la desolación que se siente en el ruido que hace el silencio, y la tristeza de sus habitantes que ‘no saben sonreír’. El cuento se desvía ligeramente del original al hacer referencia a los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, en un claro intento de actualizar la crítica a un gobierno que lejos de lograr un avance en el aspecto educativo desde que se publicó El Llano en Llamas en 1953, ahora ‘manda a Luvina’ a los normalistas revoltosos. Magnífica actuación de Lauro López quien al compás de las cervezas que Camilo, el cantinero, le sirve y el profesor en camino a Luvina rechaza, nos cautiva con una historia de terror muy a propósito del día de los muertos. ¡Bravo! 

Monólogos de El Pozo se presenta el 3, 4 y 5 de noviembre a las 6PM en la Galería Citlallin. 2005 S. Blue Island, Chicago, IL 60608.


Lauro López en Luvina, de Juan Rulfo. Foto: Franky

∴ 

Carolina A. Herrera nació en Monterrey, Nuevo León y se crió en la CDMX. Es autora de la novela #Mujer que piensa, publicada en el 2016. Miembro del Consejo Editorial de El BeiSMan Libros-Films.

Comentarios



De interés

Blogs

Cool2ra

El edificio: ¿construir historias o destruir sueños?

Rocío Santos - 2017-11-17

El hijo del pueblo

José Ángel N. - 2017-11-13

El edificio: es la vida que se busca sola

Tanya Victoria - 2017-11-08

Chavela, serafín y demonio

Franky Piña - 2017-10-25

Files

Find Us On Facebook