glotOnerías y olfAteos

Iliana Hernández Arce Publicado 2017-04-09 07:55:00

 

glotOnerías y olfAteos (de florEs en cUbículos) de om ulloa
La Mirada, Las Cruces, NM, 2017, $14.75, ISBN: 978-1544264943

 

glotOnerías y olfAteos

Decir “om” es mantra, vibración, es el sonido universal del que emergen todos los demás sonidos. om ulloa, lleva en su nombre sonido e idea originaria. Cuando osó mover su pluma, toda ella se volvió y nos volvió más vida cuanto que en sus poemas, los aquí reunidos, tienen el regusto de la palabra que es sonido y es origen y, de la vulva que es origen y es vida, es el centro del vacío donde hay otra fiesta [1] y otras desgarraduras.

ella     en la espuma     se envuelve     se mece     crece

aquí      resalta     el destello

glotOnerías y olfAteos (de florEs en Cubículos) es una combinación de lo físico, el sonido y lo profundo. Son fragmentos dentro de un mundo lleno de mundos; una fuente de luz que se activa a la menor provocación como una lengua ante una vulva rota. Bocas, hermafroditas, hombrehembra, hombras, humedades, vellos públicos, masturbantes... falos cortados y pieles afrodíticas. Alfinyalcabo entre todos los sexos, la vulva es la herida universal que contiene la semilla del mundo.

Y cuando la piel es abierta como la entraña, queda expuesta a una eroticadjetivizada, caótica decadente, gozosufriente, donde se juega todo hasta las palabras. A om no le comieron la lengua las hormigas, expone por igual el sexo herido o hiriente, hace gemir el logos bajo una piel sin máscaras, como babosas que sorben hasta llegar a los huesos para cantar una oda a un culo cualquiera. Parece decirnos —no hay que abrirle la puerta al decoro, no, tampoco hay que pulir manos o uñas; hay que reivindicar los versos onanistas y ateos—.

Hay que hacer crujir las caretas, nos dice la poeta en este libro que coincide con el extremo: la palabra de la locura y la palabra de la realidad, fuck! fuck! fuck! Escuchen bellos lectores, se han roto esas caretas, aquí se muestra todo, cada poema es una pequeña gran realidad: la vulva del primor, la del dolor; la lengua se clava, se hinca, atrapa peces… no podrán contar la belleza con los dedos ni aspirar polvo lunar por el placer de su arena.

Estas páginas fueron hiladas como he(m)bra, ‘saben’ a mujer de perfil emboscada por la luz que tintinea (…) deambulando con el polvo que se eleva de la hoguera encenizado por la comezón de la llama que grita aúlla en tu garganta hilada hembra a hembra como hebra de mi peso isleño.

 

(de FlorEs

La mujer, dos veces flor. Una de ellas, aquella en que es más ella. Como la flor, perfuma: tiene corola, pistilo, néctar. Promueve antojos de olerla, besarla, saber a qué sabe.[2]

El pistilo de las flores es un corazón que palpita, se abre como mano pero no encuentra el árbol del fuego sino su propia crucifixión, su sepultura ¿o es la flor la sepultura, un patíbulo para libélulas? La flor es un abismo, un cíclope hermoso y terrible, lujurioso. Posee códigos infieles. Cuandolesbia yace flor a flor, la tierra se tiñe de sombras y el aire las mece, las ondula ¡Qué flexibilidad! lanzan destellos mientras ocultan en su interior su morada más terrible, una ánfora de luz:

y vestida núbil reclamas polen entre mis flores. arrímate aún más, suplicas en eco acuático: ánfora, dices soy ánfora y son mías estas flores…

Y no tiene nada de extraño que las flores se coman, que de antojo chupar su néctar saboreándolas fermentadas de tanto estupor, desbocándolas añejadas. Las flores se comen con los ojos, con la boca para siempre. Son el recuerdo eterno del banquete, en la mesa, en la cama, en cualquier rincón:

El deseo floral me consumía tacto gusto y olfato.

Lo importante es sacar la flor de las cenizas, alumbrar con relámpagos los sueños, esparcir su aroma, dejarla que florezca una y otra vez.

 

encUbículos)

Hemos sucumbido, comido migajas, acostado, conjugado y conjurado. Los cuerpos se van como enjambres pero a veces el yo llora y cae dentro de un patíbuloDElibélulas (t*r*e*s) espejo de la miseria humana la doran entonces con manchas de oxidados oxímoros enmarcándola como estrellitas alucinadas de los luceros del tiempo ido. y en el vidrio el eco de haber sido en vano carne y fuego respira. sofocado por el esfuerzo chisporretea. apenas ***

Entonces miramos a América desde Alaska a la Patagonia, nos llega toda la nostalgia, vemos a la isla en la playa sobre una balsa y se va, se va…

 

glotOlfAteos

Apenas olfateamos la gota que guinda… y en un parpadeo nos deslizamos hasta el final de este libro, se deja sentir la daga, la lengua que lame los siete sentidos, entre lo perdido y entrecortado. Junto a om ulloa hemos tocado el lado oscuro de la piel: su interior, como capas de cebolla. En este momento corremos el riesgo de quedarnos en un sueño ultraluminoso donde estallamos como una bomba… de jabón, un día pálido.

on the constant eve of tomorrow there’s no present

 

 _____________________________

[1]A veces parece. Roberto Juarroz

[2]Andrés Henestrosa, 20004

 

El poemario glotOnerías y olfAteos (de florEs en cUbículos) se presentará en Palabra Pura of the Cuban Diaspora. Miércoles 12 de abril a las 7:30 pm en La Bruqueña 2726 W. Division St. Chicago, Illinois.  

Iliana Hernández Arce (Guadalajara, Jalisco) Licenciada en Psicología, Maestría en Terapia psicoanalítica, Maestría en letras de Jalisco. Diplomado en creación literaria: SOGEM. Con el libro de cuentos Suicidario, ganó la Beca 2013 del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Jalisco. Ha publicado en revistas nacionales e internacionales. Coordina el Taller de poesía Calle de Cervantes; conduce el programa de radio Poesía on the Rocks en C7 Sistema Jalisciense de radio y Televisión.

Comentarios



De interés

Blogs

Cool2ra

Orphée et Eurydice: A New Journey for Lyric Opera and the Joffrey Ballet

León Leiva Gallardo - 2017-10-06

Files

Find Us On Facebook