Armas e intolerancia en el 6/11

om ulloa, Jorge Luis García de la Fe, Franky Piña Publicado 2016-06-12 06:49:05


Textile sculpture by Guerra de la Paz.

  

bringALLthecolorOUT

el horror, ¿de qué color es el horror de odiar? ¿de qué se pinta detestar la libertad ajena, lo individual, lo que no les pertenece? porque es lo que es. libertad. de ser. creer. escoger. sin embargo, y por lo tanto, y como resultado esto, descolorido. el horror, ya de todos. ya. desde y para siempre. horror de intransigencia contra esto, aquello, lo otro. cualquier murmullo de vidalegríalgarabía. siempre multicolor, vital. diferente. a ese horror que burbujea en saliva envenenada y corroe. oxida. aniquila. y ya, el horror. de odiar eso. ah, eso que siempre ha sido, a pesar de. libertad. eso es. será. ha de ser. ¿qué? ¿ser qué tan inaceptable que no sea ser humano, y libre? multicolor. diverso. vital. mientras el horror mutilador, ese que siempre fue, es, será gris. de ceniza. de ruinas. escombros. de donde siempre resalta lo multicolor de ser todo lo contrario. libre.

 

om ulloa. Cuba. escribana porque le da la gana. amante de las vocales: a e i o u el burro nunca sabe más que el tabú. admiradora de las consonantes túrgidas. y de la música cursi, sin complejo. autora del blog la sonora matancera. Su libro más reciente es palabrerías aNalfabéticas.

 

 

Yo sé que habrá otro golpe; no me llamo

 

Yo sé que habrá otro golpe; no me llamo

a engaño. ¿Qué otra forma tiene el día

de dar la cara? Sé que todavía

vendrá algún accidente en cada tramo.

 

Y doy por descontado —de antemano—

que hay muertes más dañinas que la muerte.

Lo que no me fulmina me hace fuerte:

a pulsaciones de alma vive el piano.

 

Y sé que sí, que tronará este cielo,

que lloverá en mi cuerpo agua y ceniza.

Sé que la tarde se pondrá plomiza,

 

que rajará mi piel otro escalpelo.

¡Podrán cortarme, el pecho, la camisa;

pero nunca las alas con que vuelo!

 

Jorge Luis García de la Fe. Nació en Cárdenas, Cuba el 25 de septiembre de 1954. Estudió una Licenciatura en Lengua y Literaturas Hispánicas en la Universidad de la Habana entre 1975 y 1981 y un Master en Literaturas y Culturas Latinoamericanas en Northeastern Illinois University entre 2011 y 2012. Emigró a Estados Unidos en 2007. Reside en Chicago, donde se ha desempeñado como profesor de Español y GED en el Instituto Cervantes, Centro Romero, Enlace-Chicago y Saint Augustine College.

 

 

Barbarie maniquea

Cincuenta muertos y 53 heridos. Fue un crimen de odio. Un ataque terrorista. ¿De dónde viene ese odio? ¿Cuál es su origen? ¿Cuál es el contexto? ¿Qué es el terror? ¿De dónde viene? El odio no se logra comprender sin un contexto histórico. ¿Viene antes del arco y la flecha o después de la pólvora y el arcabuz? ¿El odio se acrecienta o se empequeñece con las armas de destrucción masiva? ¿Resurge en Auschwitz o en el Congo? El odio y el terror son el rostro ensangrentado de la intolerancia. Vivimos en el siglo XXI y la barbarie sigue deambulando en el ser humano. Vivimos en el resurgimiento de un fascismo nuevo. Un fascismo de derecha disfrazado de democracia amparado en enmiendas constitucionales. Fascismo, ideología nutrida por los complejos, el analfabetismo y la intransigencia. No regresamos al oscurantismo. Nunca vimos la luz del otro lado. Confundimos la modernidad con el servilismo. Ni la Ilustración ni la lucha por los derechos civiles nos liberaron del odio ni de los dogmas. El odio ha estado ahí. Permanece ahí. Arraigado. Latente. Me es difícil pensar en este día sin asociarlo a la retórica de odio de Donald Trump o de George W. Bush: “O estás con nosotros o estás…”. En los parámetros de esa perspectiva maniquea no se puede tomar partido por la razón ni el humanismo. Cualquier acto terrorista —ya sea cometido por el enemigo del Estado o el Estado— es condenable. En este renacimiento de oscurantismo que vivimos la resistencia cultural se convierte en el antídoto contra la ignorancia que se nos ha impuesto. La descolonización del pensamiento no puede seguir esperando. Hoy la comunidad LGBTQ ha sido el blanco de ataque. Un atentado contra una vida es un atentado contra todas las vidas.

 

Franky Piña. Escritor y diseñador gráfico. Ha sido cofundador de varias revistas literarias en Chicago: Fe de erratas, zorros y erizos, Tropel y Contratiempo. Fue productor y editor de los siguientes libros de arte: Marcos Raya: Fetishizing the Imaginary (2004),The Art of Gabriel Villa (2007),René Arceo: Between the Instinctive and the Rational (2010), Alfonso Piloto Nieves Ruiz: Sculpture (2014). Es director editorial de El BeiSMan.

 

 

Comentarios



De interés

Blogs

Cool2ra

El ojo de Turandot

Carolina A. Herrera - 2017-12-11

Delicia de Coco

Carolina A. Herrera - 2017-11-27

Files

Find Us On Facebook